Jaime Gaviria Productions

El blog de Jaime Gaviria

  • ¿Quieres ser mi amigo / a en Facebook?

    Entrega tu solicitud de amistad en la ventanilla de www.facebook.com/jaime.gaviriafernandez.

  • ¿Quieres contactar en Twitter?

    Puedes encontrarme con @gaviria_jaime.
  • Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Opciones

“Gran Torino”: ¿están desapareciendo los EEUU?

Posted by Jaime Gaviria en 27/12/2011

Año 2008. Director y actor principal: Clint Eastwood.

Recientemente me han visitado mis primos Armando y Yolanda, ciudadanos de los EEUU y vecinos de Corona (Calif.), población cercana a Los Angeles. De clase media – alta, ambos son votantes del Tea Party, y defienden la teoría de que EEUU es un país en trance de desaparición. En parte por la política de su actual presidente  -a quien, como buenos votantes del Tea Party, no soportan-  , y en parte por la invasión que sufren  -o ellos así lo entienden-  de extranjeros, especialmente latinos y asiáticos.  Hemos tenido interesantes discusiones de todos estos temas, y de otros, como la Segunda Enmienda, que permite a los ciudadanos de EEUU poseer armas sin prácticamente ningún control previo. No hemos llegado a ningún acuerdo, y la conclusión que mis primos sacan es que “Jaime es un europeo y no entiende qué son los EEUU”.

En este contexto, he tenido, por casualidad,  la oportunidad de ver la última película en la que Clint Eastwood actúa, y que recoge la práctica totalidad de la temática que he discutido con mis primos: “Gran Torino”, estrenada en EEUU a finales de 2008 – primeros de 2009. Y la verdad es que el mensaje de fondo que lanza la película coincide en mucho con las teorías de mis primos.

El argumento es bastante simple: en una ciudad del centro de los EEUU, el señor Kowalski acaba de enviudar. Se trata de un vejete cascarrabias (interpretado por Clint Eastwood), bien conservado físicamente,  que vive en un barrio en el que los ciudadanos asiáticos ya son abrumadora mayoría. Es muy hostil con sus vecinos, de origen vietnamita, con los que no quiere ningún trato. Pero por varias circunstancias se termina haciendo amigo de los dos hijos adolescentes de la familia, Thao y Sue, hasta llegar a enfrentarse con una banda de delicuentes en defensa de ambos jóvenes, perdiendo la vida en el lance.

Sin embargo, la lectura que se puede hacer de la película es mucho más profunda. Kowalski es la personificación del ciudadano americano “verdadero”: nacido en USA, veterano de la guerra de Corea, trabajador de la Ford durante cuarenta años, vive en su casa monofamiliar con su bandera de estrellas y barras en el porche y su jardín bien cuidado a la entrada. Tiene en el garaje un taller perfectamente equipado y ordenado, para reparar cualquier avería de su domicilio: electricidad, agua, gas, automóvil… Es decir, es autosuficiente. Es individualista. No necesita de los demás para resolver sus problemas domésticos. Y por si fuera poco, como tantos millones de estadounidenses, está armado: todavía conserva su fusil M14 de la guerra de Corea, del que se servirá para repeler un intento de robo que sufre en su domicilio. Cuando el sacerdote de su parroquia le pregunta por qué no llamó a la policía, la respuesta es que “cuando te atacan no puedes perder el tiempo en esas cosas”. La misma teoría de mi primo Armando.

Y el “summum” de su patriotismo está en su automóvil: un Ford “Gran Torino” de 1971, que tiene impecablemente cuidado en su garaje. Orgullo de la industria americana “de verdad”, mientras que uno de sus hijos es vendedor de coches japoneses, para gran tristeza de su progenitor.

Pero su mundo está cambiando, y a mucho peor. Los jóvenes ya no tienen respeto por nada (su nieta, con minifalda y ombligo al aire,  chatea por el móvil en el funeral de su mujer) ni educación (sus nietos no saben dónde está Corea ni qué guerra fue esa); su hijo mayor trabaja para los japoneses (es vendedor de Toyota); los asiáticos han invadido el barrio (hasta el punto de que su vecina le espeta que por qué no se va del barrio, ya que todos los americanos lo han hecho y él es el último); cuando va al ambulatorio, se encuentra con que su médico se ha jubilado y le sustituye una facultativa asiática; la enfermera, también extranjera, no sabe pronunciar su apellido, y los pacientes que esperan en la sala son todos indostánicos, asiáticos o latinos. Su mundo se está hundiendo y él es el último resistente. Por si fuera poco, la relación con sus hijos es muy mala, y termina de estropearse cuando intentan convencerle para que se vaya a vivir a una residencia de ancianos.

Pero por diversos avatares de la película, termina trabando relación con sus vecinos vietnamitas de la casa de al lado, y descubre que no son como él pensaba: la relación familiar es sagrada; los jóvenes cuidan de los adultos con respeto y alegría (mientras que sus hijos se lo han intentado quitar de encima); la hospitalidad es obligada (Kowalski lleva días sin comer de fundamento, y cuando le invitan a comer,  le sirven todo tipo de platos de exquisita cocina asiática); y la reparación de un daño causado es cuestión de honor (el hijo menor de la familia, que le ha intentado robar el Gran Torino inducido por una banda de delincuentes, es obligado por su madre a trabajar gratis para Kowalski durante 7 días en lo que él le ordene). Y Kowalski se da cuenta de que esos valores, que son los suyos, y que él no pensaba que unos “bárbaros asiáticos” pudieran llegar a tener, son los que América ha perdido.

Cuando una banda de delincuentes asiáticos hostiga a los hijos menores de la familia, Thao y Sue, quienes con más cariño le han tratado, Kowalski decide salir en su defensa y es abatido a tiros por los pandilleros. En la escena final de la película, el notario lee el testamento, dando a conocer que Kowalski ha desheredado a sus hijos y nietos y ha legado el Ford Gran Torino, su más preciado tesoro, a Thao.

Creo que caben dos interpretaciones. La primera es amable: Kowalski ve que sus hijos se han apartado del “recto camino”, y su lugar lo han ocupado otras personas, sus vecinos, a los que ha defendido como si fueran sus hijos, y que por tanto tienen derecho a recibir su herencia más querida, el Ford Gran Torino. Pero la segunda es inquietante: todos los valores del país se han perdido, y el último resistente del barrio, el último americano “de verdad”, ha sido asesinado por una banda de extranjeros, de “no americanos”. Como consecuencia de ello, el orgullo americano ha caído en manos de los asiáticos, que son los que en el futuro van a dominar el país. La médico es china, el policía es chino, el barrio está lleno de asiáticos, ya nadie habla inglés allí. Con Kowalski asesinado, América ha muerto.

No tengo claro a qué interpretación apuntarme, máxime cuando me acaban de decir que no entiendo ese país. Pero sí tengo claro cuál sería la de mis primos.

Os animo a ver Gran Torino. Es una gran película.

Trailer del film: http://www.youtube.com/watch?v=XHlZ-fOzkSE

Anuncios

2 comentarios to ““Gran Torino”: ¿están desapareciendo los EEUU?”

  1. Woodrow said

    Jaime:

    Por favor disculpen a mi español tan primitivo como intento de comentario en su “blog”.

    Estoy un poco familiarizado con “Gran Torino”, aunque no he visto la película. Los sentimientos expresados evidentemente en la película son los que conozco, aunque no necesariamente los que comparto en su totalidad. La noción de que muchos estadounidenses son “antiinmigrantes” absolutamente no es cierto. Lo que resulta preocupante es la inmigración ilegal Distrófico actualmente la nación. Tenga en cuenta la diferencia, porque es crucial. Como acotación al margen, puede que desee recordar que América está principalmente compuesto de personas que llegaron aquí desde otro lugar; Yo soy el hijo de inmigrantes (España y Marruecos), como es mi esposa (México). Lo que preocupa a muchos estadounidenses es el fracaso de la nueva ola de inmigrantes (en su mayoría ilegales) que no hagan cualquier intento de integrar y abrazar a la sociedad estadounidense. Está muy bien mantener ciertas tradiciones del “viejo país” y de hecho ardientemente creo que es algo muy bueno, pero es bastante otro para intentar volver a América en el país desde el que se escaparon. Por cierto, también quisiera mencionar en este punto que el partido de té no tiene una postura sobre esta cuestión por sí, pero casi universalmente está dedicada a una gran reforma de la actual política fiscal estadounidense. La inmigración ilegal es por fuerza un tema periférico, pero no está en el núcleo del movimiento Tea Party. Debe ser muy cuidadoso en la creencia de la propaganda difundida por la prensa española (o americana).

    La razón por la que Gran Torino tiene un cierto atractivo para muchos estadounidenses (y quizás algunos europeos tan bien?) es que expresa la frustración que muchos estadounidenses sienten por la anarquía que ha invadido muchas partes de nuestro país y la pérdida de los derechos de los ciudadanos que desean vivir su vida en forma de ley. Es un momento para muchos que dice, “Me gustaría que realmente poder hacerlo.”.

    Personaje de Clint Eastwood se ve obligado a recurrir a la violencia para luchar contra la anarquía que se ve a invadir su barrio. La policía no puede (o no quiere) hacer cumplir la ley, y el resto de los vecinos son demasiado tímidos para hacer nada. Personaje de Eastwood, además de ser individualista, también tiene acceso a armas de fuego (el fusil es un M-1 “Garand” no un M-14…yo tengo un M-14, HA!!). Esto vale la pena explorar. En América, tenemos el Derecho constitucional a mantener las armas. ¿Por qué crees que este derecho específicamente fue insertado en el documento fundacional de nuestra nación? ¿Crees que es porque nuestros padres fundadores estaban interesados en los derechos de los cazadores de patos? No! Los padres fundadores sabían que los ciudadanos tienen el derecho a defenderse por sí mismos no sólo contra los delincuentes, sino también contra un gobierno tiránico. Creo que fue Thomas Jefferson quien dijo, “el árbol de la libertad de vez en cuando, debe ser regado por la sangre de patriotas y tiranos”. Palabras importantes!

    Creo que muchos europeos no entienden el significado implicado en la propiedad estadounidense de armas de fuego. He pensado esto por un largo tiempo, y sobre todo después de mi reciente visita a España, he llegado a una conclusión que espero no se interpreta como un insulto a los europeos, sino más bien como una observación. Los europeos estan, en gran medida, acostumbrado a siglos de que se digan qué hacer. Generaciones de Reyes, reinas, , emperadores y dictadores tienen ritmo cualquier espíritu de independencia fuera de la psique Europea. Ahora, yo diría que la mayor parte los europeos simplemente “No saben lo que es no saben”.

    Los estadounidenses están cortados de una tela muy diferente. Aquí la idea ha sido que las individuales, no la masa colectiva es Suprema. La razón por la que estoy tan contra el duro régimen de Obama, es que Obama pretende imponer un socialismo de estilo Europeo sobre nosotros y por lo tanto nos niegan muchas de nuestras libertades. Pero Estados Unidos no es Europa.

    En Gran Torino, el sacerdote de Eastwood le pregunta por qué él no llamo a la policía. Esto es una buena escena, porque muestra que Eastwood no confía en la policía para llegar a tiempo (o en absoluto) para evitar un delito. En mis conversaciones con mi primo Jaime, me contó sobre una muy interesante conversación que tuvo con un amigo policía de derecho de su relativa a los estadounidenses a mantener las armas de fuego. Su amigo respondió que la razón de sentir la necesidad de mantener las armas de fuego de los estadounidenses es que no confían del Estado para protegerlos. Bien hecho, esto es cien por ciento correcto! El estado no puede proteger al individuo en América o en España (leer acerca de los asesinatos en su propio país. Fueron estos ciudadanos españoles protegidos?). Hay un dicho en América que dice, “Cuando los segundos cuentan, la policía es sólo unos minutos para llegar”.

    Para uno, estoy muy contento mantener mi “Glock” por el lado de mi cama.

    Armando

    • Mi primo Armando ha respondido a mi artículo dando su visión de la película y de otros temas que hemos discutido en casa en su último viaje, como la Segunda Enmienda de la Constitución de EEUU (el derecho a llevar armas). Publico el comentario para que veáis su forma de pensar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: