Jaime Gaviria Productions

El blog de Jaime Gaviria

  • ¿Quieres ser mi amigo / a en Facebook?

    Entrega tu solicitud de amistad en la ventanilla de www.facebook.com/jaime.gaviriafernandez.

  • ¿Quieres contactar en Twitter?

    Puedes encontrarme con @gaviria_jaime.
  • Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Opciones

“Jesús y el dinero”. José A. Pagola. Edit. PPC, 2013.

Posted by Jaime Gaviria en 16/05/2013

  jesus-y-el-dinero-9788428825573Leer este libro inmediatamente después de haber leído “Nosotros los mercados” (también comentado en este blog) es igual que someterse a una ducha escocesa. Pasar de los brillantes rascacielos acristalados de Wall Street y la City londinense a las aldeas polvorientas de la Galilea del siglo I es un choque de mentalidades ideal para los amantes de emociones fuertes. Un auténtico viaje en el túnel del tiempo. ¿Os imagináis que pudiésemos, apretando un botón, parar el Mundo, y dedicar un tiempo a pensar lo que estamos haciendo con nuestro planeta y con la Humanidad, en medio de una crisis económica como pocos recuerdan? Pues en eso consiste el libro de Pagola.

Reconozco que la lectura de libros de trasfondo religioso no está entre mis prioridades. De hecho, hasta que Pagola publicó su archifamoso libro “Jesús. Aproximación histórica”, hacía muchos años que no leía ninguno. Y este lo compré porque trataba la figura del Jesús histórico, y por el morbo de leer un libro que era objeto de una persecución medieval a cargo de la Congregación para la Doctrina de la Fe, la antigua Inquisición, a la sazón comandada por un tal Ratzinger. El libro me gustó mucho. Lástima que no entendí bien qué es lo que veía la Iglesia Católica  para poner tantas dificultades a su publicación.

Pero volvamos a “Jesús y el dinero”. Lo primero que hay que decir es que no se trata de un libro de temática religiosa pura, lo que lo hace más digerible para los incrédulos como yo.  Hasta tal punto,  que he de confesar que me lo he leído ¡tres veces! (sic)   -bien es verdad que tiene 90 páginas solo-  .  Pregunta inmediata: ¿qué tiene este libro para que un tecnócrata como yo abandone sus lecturas preferidas  sobre la crisis económica  -“La economía edificada sobre arena”, “Nosotros los mercados”, “La revolución de los vikingos”, “El hundimiento de la banca”, etc.-   y  se lea por tres veces un libro que, a priori, nunca hubiese tenido intención de comprar?

Muy sencillo. El autor aborda la problemática de la crisis económica desde una perspectiva totalmente diferente a la que estamos habituados a emplear para analizarla, lo que ya de por sí debería despertar interés. Aquí no se nos habla de déficit público,  ni de primas de riesgo. Se habla de personas, de sufrimiento, de consuelo, de ayuda, de solidaridad, de esperanza, de futuro, de cosas que rara vez salen en los telediarios, y nunca en la prensa económica o en las estadísticas del Gobierno. Por ello decía antes que la lectura de este libro es un ejercicio de detener la noria que gira sin parar,  y de ponerse a pensar qué estamos haciendo con nuestra especie.

Según Pagola, el sistema neoliberal, alimentado por el deseo insaciable de riqueza, ha pervertido la economía, pues lo que busca no es la producción de los bienes y servicios que necesita la comunidad humana para vivir con dignidad, sino la acumulación de riqueza en manos de una minoría. El sistema nos ha hecho esclavos del ansia de acumular. El resultado es la enorme desigualdad que se da entre países y personas.  ¿Cómo es soportable que haya miles de millones de personas que pasan hambre, y los gobiernos miren para otro lado? El libro está trufado de ejemplos como éste, ante los que muchos   -o quizás todos-    deberían   -o deberíamos-    enrojecer de vergüenza.

A mi juicio, Pagola tiene razón en muchísimas cosas que dice en este libro. Bien es verdad que él realiza su análisis a su manera, como cuando dice (pág. 31) que “…el imperio del capitalismo neoliberal es hoy el poder que más radicalmente se enfrenta al reino de Dios…”,  0 que (pág. 22) “…lo primero que hemos de escuchar de Jesús en esta crisis es su llamada a recuperar el proyecto del reino de Dios”. Pero yo creo que no es un problema de creer o no creer en la religión católica que él representa. Es que cualquiera con un poco de sensibilidad ante lo que está ocurriendo le tiene que dar la razón en el fondo. El desafío que se nos presenta es cómo salir de esta noria  de la que no nos podemos bajar. Es decir, cómo romper el sistema neoliberal que nos gobierna, y terminar con las enormes desigualdades e injusticias que afligen a la Humanidad, y que se han acentuado con la crisis económica que padecemos. Máxime cuando, a priori, no existe un sistema económico alternativo, siendo realistas.

¿Es posible la alternativa? Pagola dice que sí. Pagola no es ningún ingenuo, y es perfectamente consciente de que esto no se arregla de la noche a la mañana, por mucho que Jesucristo sea nuestra esperanza o que el reino de Dios esté más o menos cerca. Pero yo recomiendo vivamente la lectura del capítulo 8, “Seguir a Jesús en medio de la crisis”, porque las cinco propuestas que hace para bandear la crisis me parecen de total sensatez, y pueden ser aceptables para cualquiera que tenga un poco de sensibilidad ante lo que está pasando, con independencia de su religión o sus creencias.

A mí el libro me ha encantado   -repito que me lo he leído tres veces-   . Porque dice cosas sensatas y realistas, independientemente del prisma religioso que adopte el autor. Y porque las propuestas que hace   -no ser esclavos del dinero, no hacer ostentación de riqueza, ayudar en lo que podamos a quien lo necesita…-  son perfectamente posibles y aplicables, se sea creyente o no.  Desde luego, el que quiera practicar la caridad cristiana va a tener muchas oportunidades de hacerlo en los próximos años.

Economistas del mundo entero: leedlo. Hacedme caso. Porque no viene mal recordar de vez en cuando qué somos, de dónde venimos, y a dónde vamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: