Jaime Gaviria Productions

El blog de Jaime Gaviria

  • ¿Quieres ser mi amigo / a en Facebook?

    Entrega tu solicitud de amistad en la ventanilla de www.facebook.com/jaime.gaviriafernandez.

  • ¿Quieres contactar en Twitter?

    Puedes encontrarme con @gaviria_jaime.
  • Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Opciones

“Evasión del Campo 14”. Blaine Harden. Ed. Kailas, 2014

Posted by Jaime Gaviria en 14/11/2014

untitled

125px-Flag_of_North_Korea_svg

    Cualquiera diría que Corea del Norte está de moda. Durante muchos años, nadie se ha acordado de este pequeño y misterioso país, uno de los últimos reductos del comunismo en el mundo, y que ahora provoca gran curiosidad, a tenor de todas las películas, libros e infinidad de vídeos y reportajes en televisiones e internet que hablan sobre el reino de la dinastía Kim.

 No hay que insistir más en lo que todo el mundo sabe o puede saber: que tras la guerra de Corea (1950 – 53), la península coreana quedó dividida en dos países, el Norte comunista y el Sur capitalista. Cada uno de ellos tutorizado por sus respectivos padrinos: la URSS y los EEUU. Se estableció una línea de demarcación entre los dos países, con una “tierra de nadie” de 4 kms. de ancho, que divide toda la península de Corea de un extremo a otro, y se firmó un alto el fuego, que no un tratado de paz. Así quedó la cosa y así sigue. En teoría, siguen en guerra 60 años después.

Durante años, nadie se ha acordado del Norte. Entre que eran pequeños, no metían ruido, no querían trato con casi  nadie, no tenían petróleo y había otras cosas en las que pensar, se les ha dejado tranquilos. Pero el mundo ha cambiado mucho desde que cayó el muro de Berlín. Y la zona de Asia – Pacífico, mucho más. Basta pensar en lo que era China en 1989 y lo que es ahora. Y en ese contexto de grandes cambios geopolíticos y económicos, más la inestimable ayuda del presidente Bush, que declaró a Corea del Norte como integrante del “eje del mal“, más la declaración de esta república comunista de que posee armas nucleares, los medios de comunicación de todo el mundo se interesan ahora por algo que antes no interesaba a nadie. El Norte, con su política de cerrazón informativa, también ha ayudado, sin quererlo, a que todo el mundo quiera ahora saber qué pasa allí. Lo desconocido provoca curiosidad y ganas de saber. Esto es consustancial al ser humano.

En los últimos 2 o 3 años yo he tenido ocasión de ver varias películas sobre el tema de Corea del Norte: “Lazos de guerra” (una película bélica, sin más), “71 into the fire” (que recrea un hecho real de la guerra de Corea) y “JSAJoint Security Area”, que es una fabulación, pero está muy bien. Las dos últimas están comentadas en este blog. En cuanto a libros, ya llevo cuatro: “Diarios de Corea”, “Querido líder”, “El huérfano” y “Evasión del campo 14”.  De reportajes en TV, internet, YouTube y otros medios, ni me acuerdo. Sencillamente, curiosidad por el tema.

Recién salidito del horno cuando escribo este artículo, “Evasión del campo 14” cuenta la historia de un fugitivo que escapó de un campo de prisioneros políticos en Corea del Norte, y se está convirtiendo en un best – seller en poco tiempo. La novedad, comparando con otras narraciones de norcoreanos que han podido huir de su país, está en que el protagonista dice haber nacido en el campo del que escapó. Es decir, que sus únicas referencias en el mundo eran lo que vio y aprendió en el Campo 14. Ni siquiera sabía cuál era la capital de su país. Únicamente tenía información de qué había fuera por las narraciones que escuchó a otros prisioneros políticos, uno de los cuales le ayudó a escapar, a costa de su propia vida.

 Primera pregunta que me hago: ¿será verdad todo lo que cuenta? Hay que decir que no es el protagonista quien escribe el libro, sino un periodista del Washington Post que se ha prestado a escribir la historia de Shin Dong – hyuk.  Si todo lo que cuenta es cierto, lo de los campos de concentración nazis se queda pequeño. El Campo 14 se nos describe como un verdadero infierno en el que los prisioneros políticos trabajan de sol a sol, se les mantiene al borde de la inanición y son maltratados, torturados y asesinados por mero capricho de los guardias. El grabado adjunto describe algunas de las lindezas que le hicieron al protagonista para que delatara a su propia madre, cuando era un niño de 13 años.

Sin título

A mí me queda la duda de si no habrá algo de fabulación y / o de propaganda anti – norcoreana en el relato. Evidentemente, no tengo medio de saberlo, pero es que uno, con los años, se vuelve incrédulo. Remito a los interesados a que lean el libro y saquen sus propias conclusiones. Si aceptamos que todo lo que cuenta es cierto, el infierno de Dante es un hotel 5 estrellas al lado del Campo 14.

En cualquier caso, lo que sí me queda claro, a partir de toda la información que he recabado de Corea del Norte gracias a las lecturas de libros y visionado de reportajes y vídeos en YouTube (internet está plagada de información sobre el tema norcoreano)  es que, pudiendo elegir, prefiero vivir donde vivo antes que allí. A pesar de los políticos y de las visas black. Eso ya lo arreglará Pablemos de aquí a un año.

El asunto da para escribir páginas y páginas. Tampoco es el objetivo de este artículo. Haré dos aportaciones. En primer lugar, un enlace a un reportaje de la CNN que trata precisamente de este libro y de la historia del protagonista, que ahora se dedica a dar conferencias sobre su experiencia personal en el Campo 14 y su posterior fuga.

“I was born in a North Korean prison camp” – CNN.com

http://edition.cnn.com/2014/10/27/opinion/north-korea-prisoner-human-rights/index.html?hpt=ias_r1

 Y por quitarle un poco de hierro a este artículo, os dejo un vídeo, ambientado en Corea del Norte, no sé si en el Campo 14 o en uno parecido, donde aparecen unos amiguetes de Shin Dong – hyuk. Al final, la protagonista del vídeo también se escapa. No os perdáis las caras de los guardias.

Madonna: “Die another day” (banda sonora – James Bond – “Muere otro día”):

https://www.youtube.com/watch?v=BfvD_brrrTc

Y por último, si alguno de vosotros tiene curiosidad por la visión norcoreana del mundo, podéis visitar la edición digital del “Rodong Sinmun”, órgano del Partido de los Trabajadores de Corea. Es especialmente atómica la sección “Inter Korean”, donde se dedican a atacar a las ratas traidoras del Sur y a su ejército marioneta, amenazándolas con arrasarlas sin piedad en un mar de fuego. Tampoco está mal la sección “Supreme leader’s activities”. Fijaos en las libretas de notas que llevan todos los que rodean a Kim Jong – un, supongo que para apuntar las órdenes que les imparta. Solo para frikies del tema coreano.

http://www.rodong.rep.kp/en/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: