Jaime Gaviria Productions

El blog de Jaime Gaviria

  • ¿Quieres ser mi amigo / a en Facebook?

    Entrega tu solicitud de amistad en la ventanilla de www.facebook.com/jaime.gaviriafernandez.

  • ¿Quieres contactar en Twitter?

    Puedes encontrarme con @gaviria_jaime.
  • Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Opciones

Archive for the ‘* CINE’ Category

“Baisers cachés”(Besos ocultos) – Director: Didier Bivel – 2016

Posted by Jaime Gaviria en 19/05/2017

Haciendo zapping en las cadenas de televisión francesas, he tenido la oportunidad de ver esta magnífica película sobre el tema de la homofobia. He estado investigando por internet, y a la fecha de redactar este artículo, todavía no se ha proyectado en España ni tampoco está traducida al español. Se puede encontrar en YouTube  con subtítulos en español. Os dejo el link más abajo.

Cuenta la historia de amor de Nathan y Louis, dos chicos adolescentes que estudian en el mismo liceo en Francia, y con circunstancias familiares y personales muy distintas. Nathan, hijo único,  es huérfano de madre y vive con su padre, de profesión policía, en un apartamento modesto. Nathan tiene una muy buena relación con su padre, hasta que le confiesa que es homosexual. El padre, un auténtico padrazo, al principio reacciona mal, pero el amor que tiene por su hijo puede con todo y acaba aceptando la situación. Su filosofía la resume en una frase en la película: “Un padre que no protege a su hijo no es un padre”. Enternecedora la escena de la celebración del cumpleaños de Nathan.

El caso de Louis es distinto. Su padre es un médico prestigioso, la madre es directiva de una empresa y viven en un “casoplón” con jardín y piscina, junto con el hermano pequeño. Prestigio profesional, dinero a espuertas, dos hijos preciosos… El matrimonio perfecto. Louis no tiene aún clara su sexualidad. Aunque tiene novia, se siente atraído por Nathan. Cuando sus padres lo descubren, la reacción es totalmente diferente. El padre, claramente homófobo, le corta el acceso a internet y al teléfono móvil para evitar que se comunique con Nathan. Incluso llega a encerrarle en su habitación prohibiéndole que salga de casa y le prohíbe a su hermano pequeño acercársele. Piensa que aislándolo del mundo exterior, conseguirá enderezarlo y … curarle.

Nathan sufre un infierno en el instituto, con episodios de bulling y agresiones, indefenso ante sus compañeros y sin ayuda de nadie  -patético el papel del equidistante director-  , hasta que decide plantar cara a sus agresores, a quienes consigue acobardar. La situación explota con el intento de suicidio de Louis al sentirse rechazado por su familia. Al final, es el padre de Nathan quien consigue enderezar la situación, acogiendo a Louis en su casa, y termina haciendo de padre de los dos chicos. El padre de Louis es caso perdido, y su actitud homófoba acaba provocando el divorcio del matrimonio. La madre también lanza una frase de mucho calado, dirigiéndose a su marido: “No es Louis quien tiene que cambiar, somos nosotros”.

Tras la película, se desarrolló un coloquio en el que intervinieron, entre otros, el actor que hace el rol de padre de Nathan, psicólogos, educadores, y un joven que sufrió episodios similares de rechazo en su instituto. A los que peinamos canas nos recordará al mítico programa “La clave”, dirigido por Jose Luis Balbín, que se emitía en la segunda cadena y que, para desgracia de la calidad de la televisión en España, desapareció hace años.

Extraordinaria película, con mucho contenido para reflexionar. Creo que todo padre debería hacerse la pregunta: “¿Cómo reaccionaría yo si me ocurriese a mí?”.

Os la recomiendo, sin duda. Para verla, clicar sobre el link adjunto. Advierto una cosa: para los que sean de lágrima fácil, como es mi caso, la escena final es tremenda.

“Baisers cachés”

Posted in * CINE | Leave a Comment »

“Kóblic”. Ricardo Darín, Inma Cuesta. Director Sebastián Borenzstein. Argentina, 2016.

Posted by Jaime Gaviria en 05/07/2016

koblic-768182234-largeReconozco que uno de mis actores favoritos del cine actual es el argentino Ricardo Darín, de quien ya he vista muchas películas, empezando por la magnífica “Nueve reinas”, y siguiendo por otras como la entrañable “Un cuento chino”, o las más recientes y  muy renombradas  “Truman” y “Relatos salvajes”. Es una lástima que últimamente se prodigue tanto en la pantalla, porque está adquiriendo un perfil de “actor destajista”, y no le vendría mal una paradita en su carrera profesional, para que podamos deleitarnos más con su trayectoria.

Sin darnos tiempo casi a apreciar su penúltima producción, se ha proyectado “Kóblic”, ambientada en la última dictadura argentina (1976 – 1983) en la que Darín interpreta a un capitán de aviación militar que se ve obligado a realizar uno de los llamados “vuelos de la muerte”, en los que se arrojaba al mar a prisioneros políticos, muchas veces todavía vivos, desde aviones de la fuerza aérea. En uno de estos vuelos, Kóblic se niega a abrir el portón de su avión, lleno de pobres desdichados que van a ser ejecutados lanzándolos al Río de la Plata. Este acto de insumisión le enfrenta a sus compañeros militares, lo que le obliga a huir a un remoto pueblo de La Pampa donde nadie le conoce, salvo un amigo que le presta protección. A partir de ahí le ocurrirán una serie de acontecimientos que transforman la película en un “thriller” de ambiente rural, pero que no tienen nada que ver la dictadura que asoló durante aquellos años al país.

¿Qué valoración personal hago de la película? En mi opinión, nada entre dos platos. No se puede decir que sea un relato sobre la dictadura argentina y sus atrocidades, pues las escenas del vuelo de la muerte en el que participa Kóblic son más sugestivas y alegóricas que reales. Tampoco se entiende a qué vienen los súbitos amores por la dependienta de la gasolinera nada más conocerse, y el consecuente asesinato de su marido. En los resúmenes que se han publicado sobre el argumento de la película se nos vende que el personaje tiene un pasado del que intenta huir en la inmensidad de La Pampa, pero de quien realmente huye es de sus compañeros militares que le persiguen por haber roto la “omertá” de los implicados en los vuelos de la muerte. Por no comentar el final de la película, que en mi opinión navega entre lo increíble y lo ridículo.

Con todo ello, “Kóblic” se queda entre Pinto y Valdemoro, no es “ni chicha ni limoná”. Ni es una película sobre la dictadura militar argentina, aunque se ambiente en dicha época, ni el “thriller” en que deviene tiene nivel para un actor de la categoría de Darín, que aún y todo realiza un buen papel, pero lo sabe hacer mucho mejor. Una lástima, porque creo que se ha perdido una buena oportunidad de hacer una película con contenido sobre aquel triste período histórico en Argentina.

Para quien quiera más ver películas “de verdad” sobre la dictadura argentina, le recomiendo producciones como “La noche de los lápices”, o peor todavía por lo dura que es, “Garaje Olimpo”. Advierto que hace falta estómago para ver algunas escenas.

Para escena alegórica de los vuelos de la muerte, la escena final de “Garaje Olimpo”, en la que lo mejor es la música.

Posted in * CINE | Leave a Comment »

“Loreak”. Director: José Mari Goenaga. 2014.

Posted by Jaime Gaviria en 16/10/2015

loreakAtascado como estoy, desde hace semanas, en tres libros a la vez, sin saber cuál de ellos voy a terminar primero, si es que voy a terminar alguno, no quiero dejar el blog inactivo y sin escribir nada hasta Navidades. Así que, a falta de libros, voy a escribir cuatro líneas sobre la última película que he visto.

LOREAK ha sido nominada candidata al  Oscar 2015 a la mejor película en lengua no inglesa. Relata la historia de Ane, Lourdes y Maite, tres mujeres que van a estar unidas por una tragedia: la muerte de Beñat. Y el hilo conductor de sus sentimientos son las flores.

Ane es capataz en una obra. Casada y sin hijos, no parece disfrutar demasiado ni de su trabajo ni de su matrimonio. Hasta que un día, un desconocido empieza a regalarle flores, y eso va a cambiar su vida. Los ramos de flores llegan a su domicilio todas las semanas, sin que haya forma de saber quién las envía. Las inocentes flores despiertan ilusión en Ane y celos en su marido, que piensa que su mujer le está engañando.

Beñat, un compañero de trabajo de Ane en la obra, está casado con Lourdes, que tiene un hijo de una relación anterior. Maite, la madre de Beñat, y Lourdes, no se tragan. Un día, volviendo de la obra, y hablando por el móvil desde el coche con su madre   -mira que nos dicen hasta la saciedad que está prohibido-   , Beñat tiene un accidente mortal. Su cuerpo es donado a la facultad de medicina, con lo que no es posible llevarle flores al cementerio. Quien quiera hacerlo deberá ir al lugar del accidente, una curva en una pequeña carretera vecinal.

Y, coincidiendo con la muerte de Beñat, casualmente… Ane deja de recibir flores.

A partir de ahí, la película se transforma en un thriller súper emocionante. Maite lleva flores a su hijo al lugar del accidente, y allí descubre que no es la única que lo hace. Lourdes espía el lugar desde su coche, para ver quién es la mujer que le lleva flores a su difunto marido. Ane encuentra una nota anónima de alguien que quiere contactar con ella para saber por qué lleva flores a Beñat. Lourdes utiliza a su odiada suegra como espía para que contacte con Ane e investigue quién es. La escena en la que Lourdes lleva a Ane en su coche a llevar flores a Beñat, sin que ninguna de las dos sepa quién es la otra, es digna de la mejor película de Hitchcock.

Es lástima que el final sea un poco abrupto, y que no le dé tiempo al espectador a comprenderlo bien. Tampoco es fácil entender la escena de la oveja atropellada, muerta y resucitada en pleno puente Lehendakari Agirre en San Sebastián, y qué quiere decir con eso   -en el centro de nuestra ciudad no hay ovejas, aunque a punto hemos estado de tenerlas-   . Pero la película repasa muchos de los sentimientos del ser humano   -el amor, la ilusión, los celos, la pena, la tristeza, la ira….-   utilizando un hilo conductor tan inocente como un ramo de flores.

Y terminará la película y te quedarás sin saber a ciencia cierta   -aunque todos los dedos apunten a Beñat-   quién es el que enviaba flores a Ane. Los empleados de la tienda de flores no preguntan a sus clientes cómo se llaman. La policía no investiga estos casos. Ane apenas conocía a Beñat, por lo que tampoco está segura de que fuera él quien le enviaba las flores….

Y si no era Beñat, ¿entonces quién era?

Y además, tampoco importa. Al fin y al cabo…solo son flores.

¿O no?

Mi consejo: no os la perdáis.

 

LOREAK: tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=gX5Izr22-cg

Posted in * CINE | 1 Comment »

“Bárbara”. Cuando la única solución es escapar.

Posted by Jaime Gaviria en 05/05/2013

BARBARA“Bárbara”. Año 2012. Director: Christian Petzold. Protagonistas: Nina Hoss (Bárbara), Ronald Zehrfeld (André). Oso de plata al mejor director en el festival de Berlín 2012.

 

“Aquí es imposible ser feliz”.

Con esta frase lapidaria de la protagonista se resume el sentimiento que transmite esta película alemana, ambientada en la antigua RDA, en la que se nos muestra la vida de una disidente del régimen comunista en los años 80. Si bien este film no es tan conocido (por lo menos en España) como la oscarizada “La vida de los otros”, que toca el mismo tema, nos encontramos ante un magnífico producto que, sin duda, merece la pena ver.

Alemania Oriental, años 80. La doctora Bárbara Wolf ha sido destinada a un hospital de una pequeña ciudad de provincias, después de haber estado encarcelada en Berlín. Desde su llegada es sometida a un agobiante control por parte de la Stasi, la policía política del régimen. Su única alegría viene de sus furtivos encuentros con su amante occidental, con quien organiza su fuga del país. El final, totalmente inesperado, es la guinda del pastel de esta película.

A diferencia de lo que ocurría en “La vida de los otros”, donde el director de teatro Georg Dreyman, artista afecto al régimen, era espiado sin que él lo supiese, aquí se nos deja claro desde el principio que no va a haber piedad para la doctora Wolf. No existen policías malos que se vuelven buenos y se enternecen oyendo música o leyendo poesía, como el capitán de la Stasi Gerd Wiesler. El director, utilizando unos actores que nunca sonríen, consigue situarnos en un ambiente claustrofóbico en el que no se hace la mínima concesión. La Stasi no tiene porqué esconderse. Al revés, está omnipresente: en el hospital, en el vecindario, en la calle. En la puerta de su casa. En los humillantes registros a los que somete a la protagonista, que hace prueba de una personalidad arrolladora, y de una dignidad que mantiene hasta el final.

Por si fuera poco, los casos que Bárbara tiene que atender en el hospital tampoco tienen desperdicio: una chica que ha tratado de escapar de un campo de trabajos forzados, y un joven que ha intentado suicidarse. Ambos refuerzan el clima kafkiano que la película se esfuerza en transmitir al espectador.

Visto desde fuera, la pregunta es obligada: ¿cómo era posible vivir así? La RDA era el país europeo con una mayor tasa de suicidios. ¿A quién puede extrañarle?

No quiero contar más. Si os gustan las películas con trasfondo histórico – político, no os la perdáis. Y si visteis “La vida de los otros” y os gustó, con más motivo.

Tráiler del film:

http://www.youtube.com/watch?v=6XNxnp_aiMY

“La vida de los otros”. Tráiler.

http://www.youtube.com/watch?v=_eloHocBdok

Posted in * CINE | Leave a Comment »

“Iluminados por el fuego”. El trauma de Malvinas en su 30 aniversario.

Posted by Jaime Gaviria en 28/04/2012

“Iluminados por el fuego”. Año 2005. Director: Tristán Bauer. Actores: Gastón Pauls, Pablo Ribba, César Albarracín, Virginia Inocenti.

Este año 2012 se cumplen 30 años de la derrota argentina en la guerra de las Malvinas, un conflicto que ha supuesto un enorme drama nacional en ese país, por cómo y cuándo se produjo, y cuyas consecuencias siguen muy presentes en la sociedad argentina.  Esta película está basada en aquellos hechos bélicos y tuvo el Premio Especial del Jurado en el festival  de cine de San Sebastián en 2005. El protagonista es Gastón Pauls, a quien en España vimos por primera vez en “Nueve reinas” como actor secundario de Ricardo Darín.

Esteban Leguizamón es un periodista que luchó con 18 años en la guerra de las Malvinas. Está trabajando en su redacción cuando recibe una llamada: un excompañero suyo en esa guerra ha intentado suicidarse. Al visitarle en el hospital, vuelven a su cabeza todos los recuerdos de aquella traumática experiencia.

 La película describe muy bien lo que fue aquello para los jóvenes soldados argentinos que tuvieron que combatir en esas desoladas islas: frío, hambre, miedo, el horror de la guerra…Aunque también recoge bonitas escenas de compañerismo entre los reclutas que fueron enviados allí,  mal dirigidos y sin ninguna preparación, a luchar contra tropas profesionales, contra las que no tenían ninguna posibilidad. Las escenas de guerra son muy buenas, especialmente la de la defensa de Port Stanley y en la que hubo muchos muertos por ambos lados. También hay escenas muy duras, como la de los heridos en el hospital, y surrealistas, como al final de la pélicula, cuando los soldados argentinos, ya perdida la guerra y mientras esperan a ser hechos prisioneros por los ingleses, se ponen a jugar al fútbol. Termina mostrando cómo Esteban, en un ejercicio psicológico para afrontar el pasado,  visita las islas donde luchó cuando solo era un adolescente.

La película da un dato estremecedor: desde el final de la guerra, han fallecido más veteranos de Malvinas por suicidio que los que murieron allí en combate.

Película muy recomendable para todos los que quieran saber algo más de aquella guerra, muy corta en el tiempo (duró algo más de dos meses) pero cuya alargada sombra todavía planea sobre la sociedad argentina 30 años después.

Trailer de la película:

http://www.youtube.com/watch?v=c3Pyou7P4DU

Harenga del teniente:

http://www.youtube.com/watch?v=kP4SBPtzPGk

Compañerismo:

 http://www.youtube.com/watch?v=jHVtVkfIa0Q&feature=related

Rendición:

http://www.youtube.com/watch?v=Hhk-vrfEcLc&feature=related

Vuelta a las islas, 20 años después:

http://www.youtube.com/watch?v=Odwavlqn8as

Posted in * CANAL HISTORIA, * CINE | Leave a Comment »

“71 into the fire”: guerra de Corea en estado puro.

Posted by Jaime Gaviria en 22/04/2012

Año 2010. Director: John H. Lee (Corea).

Tenía noticia de esta película a través de Youtube, y tras mucho buscarla por el ciberespacio (pues en España todavía no se ha estrenado) he conseguido hacerme con ella, en versión original subtitulada (por cierto, la traducción es infame).  Se trata de una película surcoreana estrenada en su país de origen en 2010, coincidiendo con el 60 aniversario del inicio de la guerra de Corea. Y coincidiendo también con una serie de incidentes bélicos entre ambos países, como el hundimiento del buque de guerra surcoreano Cheonan o el bombardeo por el Norte de unas islas en litigio con el Sur.

La película está basada en un hecho real, ocurrido al principio de ese conflicto. Ante el imparable avance de las tropas del Norte, en 1950, los soldados del Sur se ven obligados a retirarse en busca de refuerzos, y dejan a 71 estudiantes sin ninguna experiencia militar al cargo de la defensa de una escuela situada en un paso estratégico. Los estudiantes consiguieron resistir unas horas, el tiempo suficiente para que las tropas del Sur pudiesen reagruparse. Eso sí, el coste fue alto: no quedó vivo ni uno. Aunque bastante hicieron cargándose ellos solitos a medio ejército de Corea del Norte. O al menos, eso es lo que muestra la película.

Se trata de una película de guerra, sin más complicaciones, y en la que desde el principio no hay duda de quiénes son los buenos y quiénes los malos. Los 71 estudiantes del Sur, sin ninguna formación militar, y únicamente guiados por el instinto de supervivencia y el patriotismo, mantienen a raya a toda una división norcoreana, dirigida por todo un personaje: un comandante malo – malísimo, pero al mismo tiempo un verdadero dandy, con uniforme blanco y reloj Rolex, que se desplaza por el conflicto en moto con sidecar y se limpia las botas en plena batalla. Más chulo que ni de Bilbao. Aunque al final de la película, como era de esperar, recibe su merecido.

La película es entretenida, y por supuesto, engrandece hasta el heroísmo la acción de los estudiantes surcoreanos, que defienden la posición hasta el último hombre, a pesar de la aplastante superioridad de las tropas del Norte. Tiene efectos especiales similares a los del desembarco en “Salvar al soldado Ryan”, que te hacen sentir inmerso en plena batalla. Y subraya una vez más que la división de la península de Corea,  tras la guerra de 1950 – 53 ha tenido que ser un hecho traumático para los dos países surgidos del conflicto. No solo no se les olvida sino que no se les puede olvidar, pues hoy todavía, en el paralelo 38, la guerra fría sigue presente. Y lo que te rondaré, morena, si China y EEUU no lo remedian.

Trailer de la película:

http://www.youtube.com/watch?v=H_mpaBHVn0k

El comandante norcoreano, genio y figura, intima a los estudiantes a la rendición:

http://www.youtube.com/watch?v=nd7CFjiUIaQ&feature=related

Asalto a la escuela por las tropas del Norte, y defensa de los estudiantes:

http://www.youtube.com/watch?v=JtNsksG5_mo

Escena final:

http://www.youtube.com/watch?v=5RPneBH2m88&feature=related

Posted in * CANAL HISTORIA, * CINE | Leave a Comment »

“Capitanes de abril”: la Revolución de los Claveles en Portugal

Posted by Jaime Gaviria en 19/02/2012

Año 2000. Directora: María de Medeiros. Actores principales: Stefano Acorsi (capitán Salgueiro Maia), Fréderic Pierrot (capitán Manuel Novais), Joaquim de Almeida (mayor Gervasio), Fele Martínez (Teniente Lobao), María de Medeiros (Antonia).

Se trata de una de las películas que más me gustan de mi colección de vídeos. Recrea los hechos históricos ocurridos en Lisboa el 25 de abril de 1974, conocidos como La Revolución de los Claveles. Hago una pequeña reseña de dichos hechos en la sección CANAL HISTORIA de este blog.

La película no se limita a reproducir el golpe de estado del 25 de abril, sino que tiene un trasfondo amoroso: Antonia está casada con Manuel, capitán del ejército portugués que ha luchado en las guerras coloniales de Africa. Su matrimonio está en crisis, y tienen una fuerte discusión cuando Antonia va a una fiesta de la alta sociedad portuguesa. Manuel no puede acompañarla porque dice que tiene que trabajar esa noche. Lo que Manuel no le dice a su mujer es que su trabajo va a consistir en participar en el golpe de estado que esa noche se va a llevar a cabo, y que el mando golpista le ha encargado la toma de Radio Clube Português, desde donde se darán las señales para el inicio de las operaciones militares. Otro compañero de Manuel en el ejército y en las guerras coloniales, el capitán Maia, de quien Antonia estuvo enamorada en la adolescencia, también tiene trabajo esa noche: debe sublevar la Escuela de Caballería de Santarem y marchar sobre Lisboa.

La acción se centra fundamentalmente en dos episodios reales que ocurrieron en esa jornada: la toma de Radio Clube por un comando de los golpistas (en la película, al mando de Manuel), y la toma del Terreiro do Paço (donde están los ministerios), y posteriormente del cuartel del Carmo (donde se refugió el primer ministro Caetano) por el capitán Maia. Cada uno de los amantes de Antonia realiza una de las acciones básicas para el triunfo del golpe.

A mi juicio, es destacable también la relación que se establece en la película entre el capitán Maia y el mayor Gervasio (Joaquim de Almeida). El primero, un Don Quijote; un idealista que solo piensa en derribar la dictadura, pero ni conoce el programa político del movimiento golpista, ni cómo resolver el problema de ultramar (en la escena del asalto al cuartel del Carmo, Caetano le acorrala con cuatro preguntas básicas,  a las que no sabe responder). El segundo, un Sancho Panza; un cínico que no cree en nada, pero cuyos pesimistas vaticinios sobre el futuro de la revolución acaban cumpliéndose.

Además de estos toques sentimentales y de recrear hechos históricos reales (el capitán Maia es héroe nacional en Portugal por su intervención en la Revolución de los Claveles), la película tiene momentos de humor muy buenos (la escena del semáforo en rojo, la escena de la parejita en el BMR, …). Es muy interesante y muy agradable de ver. Os la recomiendo.

Trailer de la película: http://www.youtube.com/watch?v=O2MJxj06kho&feature=related

El capitán Maia se enfrenta al brigadier Pais: http://www.youtube.com/watch?v=5xX4PmFwXh4&feature=related

Escena del BMR. Asedio al cuartel del Carmo: http://www.youtube.com/watch?v=gAI-RtswR4Q

La PIDE dispara contra la multitud. Acontecimientos en Radio Clube. Rendición de Caetano al capitán Maia: http://www.youtube.com/watch?v=SdM7q7TT9FE&feature=related

Marcelo Caetano, primer ministro portugués en 1974

Capitán Salgueiro Maia, héroe del 25 de Abril. Tomó el cuartel del Carmo y logró la rendición del primer ministro Caetano.

Posted in * CANAL HISTORIA, * CINE | Leave a Comment »

“Silencio en la nieve”: un thriller en la División Azul

Posted by Jaime Gaviria en 30/01/2012

Año 2011. Director: Gerardo Herrero. Actores principales: Juan Diego Botto (Arturo), Carmelo Gómez (sargento Espinosa).

He tenido ocasión de ver recientemente la película española “SILENCIO EN LA NIEVE”, del director Gerardo Herrero,  y con Juan Diego Botto y Carmelo Gómez, como principales actores. Está ambientada en la IIª Guerra Mundial, más concretamente en la llamada División Azul, fuerza de voluntarios (aunque no se sabe a ciencia cierta si todos lo eran) españoles que lucharon encuadrados en el ejército alemán en la URSS,  el sector de Novgorod – Leningrado,  entre 1941 y 1944. Haré un breve comentario a este episodio bélico en la sección “Canal historia” de este blog. Aquí voy a comentar, exclusivamente, la película, aunque es inevitable hacer referencia a los episodios históricos.

“SILENCIO EN LA NIEVE” es un thriller en el que se nos cuenta cómo un asesino en serie, encuadrado en la División Azul, comete una serie de crímenes con rituales masónicos, dejando tatuados, a punta de cuchillo,  mensajes en el pecho de sus víctimas. Un soldado de la división (Juan Diego Botto), que había sido inspector de policía en su vida civil, es encargado por los mandos de la División para realizar la investigación, con ayuda de un veterano sargento (Carmelo Gómez), que está de vuelta de todo pero es buen conocedor de todos los rincones de esta unidad militar y posee información sobre todo lo que en ella se mueve. Tras las oportunas pesquisas, y como es de esperar, al final se encuentra al asesino, por supuesto inesperado, por ser el que más cara de bueno tiene de todos.

En mi opinión la película es muy flojita. Para empezar, no se entiende muy bien qué aporta ubicar la acción en un episodio histórico en general desconocido para gran mayoría de los españoles, y sobre el que poca o ninguna curiosidad existe. Con lo que el público objetivo al que se puede dirigir el film se reduce bastante, porque en ningún caso es comparable, en el imaginario histórico español, la importancia de la intervención de la División Azul en la IIª Guerra Mundial con, por ejemplo, su predecesora, la guerra civil española. En segundo lugar, el hilo argumental no es lo suficientemente retorcido, lo que suele ser imprescindible para que un thriller resulte impactante. Y por último, se incluyen episodios que no tienen nada que ver con el argumento de la película   -como el fusilamiento de partisanos por los alemanes, los amoríos de Juan Diego Botto con una lugareña… – y que, salvo que pretendan dar una idea del clima que se vivía allí, no solo no aportan nada a la película, sino que despistan al espectador. El colofón es la escena final, en la que una vez descubierto el asesino, este es a su vez liquidado por un oficial, justo antes de que los soviéticos ataquen el puesto de mando de la División Azul. Momento en que termina la película. Parece que el director no supiese cómo terminarla, y se inventa un final sin ninguna trascendencia.

Si bien no es el actor principal, en mi opinión lo mejor de la película es la actuación de Carmelo Gómez en su papel de sargento veterano, muy superior a su compañero de reparto Juan Diego Botto, que es quien carga con el protagonismo a priori. El resto de los actores a mí no me dice nada.

Sí que resulta muy curioso   -y más para quienes no conozcan la historia de la División Azul-  ver soldados españoles con uniformes alemanes, banderas preconstitucionales y de Falange junto a la esvástica del Tercer Reich, oficiales españoles luciendo la Cruz de Hierro en el uniforme… En ese sentido, por lo que yo he leído sobre este tema, la película parece que refleja bastante bien la realidad de lo que tuvo que ser aquello: una unidad militar luchando en condiciones extremas de frío (muy curiosa la escena inicial con las cabezas de caballos congelados en un lago), en una tierra que no era la suya y encuadrada en un ejército extranjero, y aparentemente motivada por un ideal político, la lucha contra el bolchevismo  – los “rojos” –    fuera ya de nuestro tiempo.

¿A qué público puede interesar esta película? Yo distinguiría tres niveles: a los que han vivido aquella época sí que les puede interesar, pero cada vez son menos los que podrán ir al cine a verla; a los de la generación de mi hija, 18 añeros víctimas de la LOGSE, a ninguno (ni saben lo que era la División Azul ni tienen ninguna curiosidad por saberlo; malamente saben quién era Franco, como para saber quién era Muñoz Grandes); y a los de mi generación, a alguno que haya oído hablar del tema en casa (como por ejemplo, yo, por lo que contaré en la sección Canal Historia). Siempre puede haber además algún curioso de la historia o algún despistado que no sabe qué película ver en una tarde invernal, pero poco más.

A mí me parece muy poco público para que esta película pueda tener éxito de taquilla. Dejemos que el tiempo nos dé la contestación.

Trailer de la película: http://www.youtube.com/watch?v=34gJWbmswfY

Posted in * CANAL HISTORIA, * CINE | Leave a Comment »

“Joint Security Area”: un thriller en la madre de todas las fronteras

Posted by Jaime Gaviria en 06/01/2012

Año 2000. Director: Park Chan – Wook. Actores principales: Lee Young – Ae (comandante Lang), Lee Byung – Hun (sargento Lee), Kang – ho Song (sargento Ho).

“Joint Security Area” es una película de intriga del director surcoreano Park Chan – wook, rodada en el año 2000, que pasó sin pena ni gloria por las pantallas del cine español y terminó siendo carne de videoclub. Sin embargo, en Corea del Sur fue un bombazo y record de taquilla, por motivos evidentes si nos ponemos en la mentalidad de ese país y en la situación que se vive en la frontera entre las dos Coreas, y específicamente en la zona de seguridad conjunta (de ahí le viene el título) de Panmunjom, donde se desarrollan los hechos narrados en el film. Según parece, en el Norte no tuvieron la oportunidad de verla.

Yo he intentado conseguirla por métodos no muy bien vistos por la SGAE, y finalmente he conseguido (pagando) una copia gracias a la FNAC. Con lo que he podido ver de nuevo una película que en su momento me gustó mucho.

Puesto que toda esa realidad a nosotros nos pilla un poco lejos, conviene informarse, aunque sea por encima, de qué es lo que allí ocurre, pues de esa manera le sacaremos todo el jugo a la película. Por eso he escrito en el blog el artículo “Las dos Coreas y su anacrónica frontera”, para que quien se anime a adentrarse en el relato tenga unas pinceladas del ambiente en que se enmarca este thriller, que tiene un significado de fondo mucho más rico que el de una simple película de acción.

El argumento es el siguiente: en la zona de seguridad conjunta (JSA) de Panmunjom se ha producido un tiroteo entre soldados de ambos bandos. Como consecuencia, dos soldados del Norte han sido muertos y un tercero ha sido herido. En el bando del Sur están implicados otros dos soldados. Cada bando tiene una versión diferente de lo que ha ocurrido, y acusa al otro de ser el culpable de los incidentes. Para esclarecer lo ocurrido, se encarga una investigación a un país neutral, como es Suiza, quien envía para ello  a una oficial de su ejército, de orígen coreano. La oficial encargada del caso visita ambos países y se entrevista con los supervivientes, descubriendo que ambos mienten sobre lo realmente ocurrido. El soldado del Norte se ciñe disciplinadamente a su declaración.En los interrogatorios a los del Sur, uno se niega a hablar y el otro intenta suicidarse. Tras muchas investigaciones y cruzando información, la oficial suiza  se da cuenta de que, en el lugar del tiroteo, han ocurrido muchas más cosas de las que los implicados han declarado. Pero cuando está a punto de hacer públicas sus conclusiones, se le ordena abandonar Corea y volver a su país.

¿Que es lo que realmente pasó? Pues que, como consecuencia de diversas circunstancias, los soldados de cada bando se habían hecho amigos, cosa absolutamente prohibida por el sistema bélico – político que impera allí. Al ser descubiertos, en una reunión nocturna clandestina  por un oficial norcoreano, se desata un tiroteo en el que todos disparan contra todos, en una alucinante escena llena de sorpresas al final de la película, donde se muestra lo que ocurrió de verdad aquella noche. Pero a ninguno de los dos bandos les interesa que se sepa la realidad. El expediente se guarda en un cajón y la investigadora es expulsada del país. De los dos supervivientes, el soldado del norte es retirado de la JSA, y el del sur se suicida. Los hechos no han ocurrido nunca. No hay testigos. Nada ha cambiado.

El mensaje de fondo que “Joint Security Area” transmite es que el problema de la península de Corea se resolvería facilmente si dependiese solo de la gente normal, de los ciudadanos que viven a ambos lados de la frontera.Y que si no se arregla es por motivos políticos que trascienden a los ciudadanos de ambos países.  La película tuvo un enorme éxito de taquilla en el Sur porque su estreno (2000) se produjo en un momento en que las relaciones entre ambas Coreas estaban en un momento dulce, pues el entonces presidente surcoreano era partidario de un acercamiento entre los dos países, y parecía que podían darse pasos hacia una reconciliación entre ambos.

Posteriormente, en 2007 se produjo un viaje al Norte del presidente surcoreano Roh, que abrió muchas esperanzas de distensión. Pero de nuevo las cosas se torcieron, y a finales de 2011, antes de la muerte del Querido Líder Kim Jong – Il,  la situación se había vuelto casi pre – bélica.

Amantes de la historia, de la guerra fría, y de las películas de acción: no dejéis de verla.

Resumen de la película: http://www.youtube.com/watch?v=B3zOZL5nl2w

Escena de la gorra: http://www.youtube.com/watch?v=Rgu2cX38rjk&feature=related

El presidente Roh es recibido por el Querido Líder en Pyongyang (2007): http://www.youtube.com/watch?v=dZ4x6vJbRBs&feature=related

Posted in * CANAL HISTORIA, * CINE | Leave a Comment »

“Gran Torino”: ¿están desapareciendo los EEUU?

Posted by Jaime Gaviria en 27/12/2011

Año 2008. Director y actor principal: Clint Eastwood.

Recientemente me han visitado mis primos Armando y Yolanda, ciudadanos de los EEUU y vecinos de Corona (Calif.), población cercana a Los Angeles. De clase media – alta, ambos son votantes del Tea Party, y defienden la teoría de que EEUU es un país en trance de desaparición. En parte por la política de su actual presidente  -a quien, como buenos votantes del Tea Party, no soportan-  , y en parte por la invasión que sufren  -o ellos así lo entienden-  de extranjeros, especialmente latinos y asiáticos.  Hemos tenido interesantes discusiones de todos estos temas, y de otros, como la Segunda Enmienda, que permite a los ciudadanos de EEUU poseer armas sin prácticamente ningún control previo. No hemos llegado a ningún acuerdo, y la conclusión que mis primos sacan es que “Jaime es un europeo y no entiende qué son los EEUU”.

En este contexto, he tenido, por casualidad,  la oportunidad de ver la última película en la que Clint Eastwood actúa, y que recoge la práctica totalidad de la temática que he discutido con mis primos: “Gran Torino”, estrenada en EEUU a finales de 2008 – primeros de 2009. Y la verdad es que el mensaje de fondo que lanza la película coincide en mucho con las teorías de mis primos.

El argumento es bastante simple: en una ciudad del centro de los EEUU, el señor Kowalski acaba de enviudar. Se trata de un vejete cascarrabias (interpretado por Clint Eastwood), bien conservado físicamente,  que vive en un barrio en el que los ciudadanos asiáticos ya son abrumadora mayoría. Es muy hostil con sus vecinos, de origen vietnamita, con los que no quiere ningún trato. Pero por varias circunstancias se termina haciendo amigo de los dos hijos adolescentes de la familia, Thao y Sue, hasta llegar a enfrentarse con una banda de delicuentes en defensa de ambos jóvenes, perdiendo la vida en el lance.

Sin embargo, la lectura que se puede hacer de la película es mucho más profunda. Kowalski es la personificación del ciudadano americano “verdadero”: nacido en USA, veterano de la guerra de Corea, trabajador de la Ford durante cuarenta años, vive en su casa monofamiliar con su bandera de estrellas y barras en el porche y su jardín bien cuidado a la entrada. Tiene en el garaje un taller perfectamente equipado y ordenado, para reparar cualquier avería de su domicilio: electricidad, agua, gas, automóvil… Es decir, es autosuficiente. Es individualista. No necesita de los demás para resolver sus problemas domésticos. Y por si fuera poco, como tantos millones de estadounidenses, está armado: todavía conserva su fusil M14 de la guerra de Corea, del que se servirá para repeler un intento de robo que sufre en su domicilio. Cuando el sacerdote de su parroquia le pregunta por qué no llamó a la policía, la respuesta es que “cuando te atacan no puedes perder el tiempo en esas cosas”. La misma teoría de mi primo Armando.

Y el “summum” de su patriotismo está en su automóvil: un Ford “Gran Torino” de 1971, que tiene impecablemente cuidado en su garaje. Orgullo de la industria americana “de verdad”, mientras que uno de sus hijos es vendedor de coches japoneses, para gran tristeza de su progenitor.

Pero su mundo está cambiando, y a mucho peor. Los jóvenes ya no tienen respeto por nada (su nieta, con minifalda y ombligo al aire,  chatea por el móvil en el funeral de su mujer) ni educación (sus nietos no saben dónde está Corea ni qué guerra fue esa); su hijo mayor trabaja para los japoneses (es vendedor de Toyota); los asiáticos han invadido el barrio (hasta el punto de que su vecina le espeta que por qué no se va del barrio, ya que todos los americanos lo han hecho y él es el último); cuando va al ambulatorio, se encuentra con que su médico se ha jubilado y le sustituye una facultativa asiática; la enfermera, también extranjera, no sabe pronunciar su apellido, y los pacientes que esperan en la sala son todos indostánicos, asiáticos o latinos. Su mundo se está hundiendo y él es el último resistente. Por si fuera poco, la relación con sus hijos es muy mala, y termina de estropearse cuando intentan convencerle para que se vaya a vivir a una residencia de ancianos.

Pero por diversos avatares de la película, termina trabando relación con sus vecinos vietnamitas de la casa de al lado, y descubre que no son como él pensaba: la relación familiar es sagrada; los jóvenes cuidan de los adultos con respeto y alegría (mientras que sus hijos se lo han intentado quitar de encima); la hospitalidad es obligada (Kowalski lleva días sin comer de fundamento, y cuando le invitan a comer,  le sirven todo tipo de platos de exquisita cocina asiática); y la reparación de un daño causado es cuestión de honor (el hijo menor de la familia, que le ha intentado robar el Gran Torino inducido por una banda de delincuentes, es obligado por su madre a trabajar gratis para Kowalski durante 7 días en lo que él le ordene). Y Kowalski se da cuenta de que esos valores, que son los suyos, y que él no pensaba que unos “bárbaros asiáticos” pudieran llegar a tener, son los que América ha perdido.

Cuando una banda de delincuentes asiáticos hostiga a los hijos menores de la familia, Thao y Sue, quienes con más cariño le han tratado, Kowalski decide salir en su defensa y es abatido a tiros por los pandilleros. En la escena final de la película, el notario lee el testamento, dando a conocer que Kowalski ha desheredado a sus hijos y nietos y ha legado el Ford Gran Torino, su más preciado tesoro, a Thao.

Creo que caben dos interpretaciones. La primera es amable: Kowalski ve que sus hijos se han apartado del “recto camino”, y su lugar lo han ocupado otras personas, sus vecinos, a los que ha defendido como si fueran sus hijos, y que por tanto tienen derecho a recibir su herencia más querida, el Ford Gran Torino. Pero la segunda es inquietante: todos los valores del país se han perdido, y el último resistente del barrio, el último americano “de verdad”, ha sido asesinado por una banda de extranjeros, de “no americanos”. Como consecuencia de ello, el orgullo americano ha caído en manos de los asiáticos, que son los que en el futuro van a dominar el país. La médico es china, el policía es chino, el barrio está lleno de asiáticos, ya nadie habla inglés allí. Con Kowalski asesinado, América ha muerto.

No tengo claro a qué interpretación apuntarme, máxime cuando me acaban de decir que no entiendo ese país. Pero sí tengo claro cuál sería la de mis primos.

Os animo a ver Gran Torino. Es una gran película.

Trailer del film: http://www.youtube.com/watch?v=XHlZ-fOzkSE

Posted in * CINE | 2 Comments »

 
A %d blogueros les gusta esto: