Jaime Gaviria Productions

El blog de Jaime Gaviria

  • ¿Quieres ser mi amigo / a en Facebook?

    Entrega tu solicitud de amistad en la ventanilla de www.facebook.com/jaime.gaviriafernandez.

  • ¿Quieres contactar en Twitter?

    Puedes encontrarme con @gaviria_jaime.
  • Haz clic para seguir este blog y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Opciones

Archive for the ‘* LIBROS DE HISTORIA.’ Category

“Stasiland”. Anna Funder. Ed. Tempus, 2009.

Posted by Jaime Gaviria en 09/08/2015

STASILAND

Este año he estado en Berlín pasando las vacaciones de Semana Santa con mi hija. Quizás por ello, en un momento en que no tenía ningún libro que me apeteciese, me he animado a leer, por segunda vez, este libro de Anna Funder, “Stasiland”, que se podría traducir literalmente como “el país de la Stasi”. El país es, evidentemente, la desaparecida RDA, y la Stasi era la policía política de la Alemania del Este, igualmente fenecida al desaparecer dicho país tras la caída del muro de Berlín.

La autora es una periodista australiana que, para redactar este libro, se ha entrevistado con personas que padecieron el muro, pero también con antiguos miembros de la Stasi, con lo que consigue transmitir una buena perspectiva de lo que tuvo que ser aquello. Por un lado, cómo el muro de Berlín rompió vidas e ilusiones, e incluso separó familias. Y por otro, cómo lo justifican quienes tuvieron como misión defenderlo.

El libro está bien, aunque tampoco aporta nada nuevo. Hay abundante documentación en internet sobre la historia de la RDA, sobre el muro de Berlín y sobre el Ministerio para la Seguridad del Estado. Pero mi mejor recomendación, para tener una idea rápida y bastante completa de lo que tuvo que ser el control de la población en la RDA, es que veáis la extraordinaria película “La vida de los otros”, Oscar a la mejor película de habla no inglesa en 2006.

untitledNo me voy a extender mucho más. Os dejo algunos enlaces a YouTube y algunas fotos de nuestra aventura berlinesa.

“La vida de los otros” – trailer. https://www.youtube.com/watch?v=_eloHocBdok

 “La vida de los otros”. Interrogatorio. https://www.youtube.com/watch?v=hEEOnE0MeVo

Entre los muchos museos que hay en Berlín, puede visitarse el museo de la RDA, en el que hay replicadas celdas de arresto de prisioneros y salas de interrogatorios de la Stasi. Las fotos del final de este artículo están tomadas allí.

 

terror2 ch7ch9muro13muro4muro9muro3muro7

ddr2

La prisionera 227 en su celda

ddr3

Prisionera 227 en la sala de interrogatorios

ddr4

Capitán de la Stasi interrogando a 227 por sus actividades el sábado noche

 

 

 

Posted in * LIBROS DE HISTORIA. | Leave a Comment »

“O día inicial”. Otelo Saraiva de Carvalho, Ed. Objectiva, 2011

Posted by Jaime Gaviria en 08/07/2014

Este año 2014 se celebra el 40 aniversario de la Revolución de los Claveles, por la cual una parte del ejército portugués ejecutó un golpe de estado, en la noche del 24 al 25 de abril de 1974, y acabó con la dictadura más larga de Europa. En aquella época, Portugal era uno de los países más pobres del continente y estaba inmerso desde hacía años en una guerra colonial en tres frentes que todos los expertos militares reconocían que era imposible de ganar. Finalmente, un grupo de jóvenes oficiales del ejército portugués decidió pasar a la acción y pasaportar el régimen salazarista, que se resistía a descolonizar los territorios que denominaba “provincias ultramarinas”.

La celebración ha pasado sin pena ni gloria por los medios periodísticos y televisivos en España, a pesar de que tuvo su influencia en los últimos estertores del franquismo. Poca gente habrá oído hablar de la UMD (Unión Militar Democrática), un grupo de oficiales que, en ejército español, intentó llevar a cabo un movimiento como el realizado en Portugal. Pero la situación militar en España era totalmente distinta a la portuguesa y no tuvieron ningún apoyo.

8368721_ywyF3Obviamente, en Portugal se le ha dado al tema la atención que  allí merece. Máxime cuando, dada la situación de la economía portuguesa, existe un movimiento de opinión que afirma que la situación actual de ese país es similar a la que se vivía en 1974, argumentando que Portugal está, de hecho, dirigido por un gobierno dictatorial   -la Troika- , que no ha sido elegido por nadie   -como el de Salazar-   , y que mantiene a la mayoría de los portugueses en la miseria   -igual que en 1974-   . La comparación es, quizás, un poco atrevida   -se olvidan del pequeño detalle de la guerra colonial en la que el país estaba inmerso entonces-   , pero lo cierto es que la mítica canción “Grandola Vila Morena”, uno de los símbolos de la Revolución de los Claveles, se vuelve a cantar en las manifestaciones populares contra las medidas económicas del gobierno portugués, y ha llegado a cantarse incluso en el parlamento, desde la tribuna de invitados, durante un discurso del primer ministro.

Volviendo al libro que aquí se comenta, hay que recordar que las operaciones militares que se desencadenaron en la noche del 24 al 25 de abril de 1974 fueron coordinadas desde un puesto de mando a cuyo frente estaba el mayor Otelo Saraiva de Carvalho   -cuyo nombre en clave era “Oscar”-   . El autor del libro.

Como es fácil imaginar, en “O día inicial” se narra, casi en directo, la evolución de las operaciones militares que tuvieron lugar esa noche y al día siguiente, desde la primera señal radiofónica en clave a todas las unidades implicadas en el golpe    -el 24 de abril a las 22.55 horas – hasta la rendición de los últimos reductos del régimen   -el cuartel general de la PIDE, la policía política salazarista, no tira la toalla hasta el 26 de abril a las 9.30 horas-   . También se recogen documentos muy interesantes, como la proclamación de la Junta de Salvación Nacional   -a cuyo frente se situó el general Spínola–   , el programa político del MFA   -Movimiento de las Fuerzas Armadas-   y los distintos comunicados radiofónicos que se fueron emitiendo desde el puesto de mando del MFA mientras duró el operativo militar.

El gran valor del libro está, lógicamente, en que el autor fue quien coordinó las fuerzas que participaron en el golpe. Es decir, fue uno de los actores protagonistas de los hechos de ese día. En mi opinión, libro de lectura obligada para los interesados en el tema. Lo malo es que está en portugués, pero echándole ganas, se puede entender.

Si a alguien le apetece investigar el tema de una forma más digerible, y saber cómo una dictadura de 48 años cayó en menos de 48 horas, os recomiendo la magnífica película “Capitanes de abril”, de María de Medeiros, que recoge muy bien los hechos históricos de la Revolución, y además introduce toques de humor buenísimos   -la escena en la que toda la columna de blindados que entra en Lisboa frena de golpe por encontrarse un semáforo en rojo es desternillante-   .

Como podéis suponer, en internet y en Youtube pueden encontrarse infinidad de artículos y vídeos sobre la Revolución de los Claveles y la guerra colonial portuguesa. El que tenga curiosidad por el tema no se quejará de falta de información.

Posted in * LIBROS DE HISTORIA. | Leave a Comment »

“1813. Crónicas donostiarras. Destrucción y reconstrucción de la ciudad”. José A. Azpiazu, edit. TTarttalo, 2013.

Posted by Jaime Gaviria en 10/07/2013

1813cronicas_tx1Con motivo del 200 aniversario de la destrucción de San Sebastián en 1813, se están publicando bastantes obras y artículos periodísticos sobre este tema. Algunos aportan poco a lo ya conocido, otros pretenden enfocar los hechos desde nuevos puntos de vista. También se están realizando exposiciones, recreaciones de los acontecimientos ocurridos ese verano en nuestra ciudad, conferencias…  En general, se vive en los últimos meses en San Sebastián un cierto clima de divulgación de los acontecimientos ocurridos en aquel infausto verano de 1813. En mi opinión, lo que se está haciendo es totalmente insuficiente, cuando no tendencioso,  dada la importancia que para la historia de la ciudad tuvieron estos hechos de guerra y la conveniencia de su divulgación, sobre todo a las generaciones jóvenes. Pero eso es otra cuestión, que no es objeto de este artículo.

De los libros que llevo leídos acerca de este hecho histórico, quisiera destacar el último de ellos. Es un trabajo del historiador José Antonio Azpiazu, que en mi opinión ha merecido la pena leer. El autor, ahora sí, estudia los acontecimientos de 1813, basándose en fuentes de información que hasta ahora no se habían explorado en profundidad: los documentos notariales, que respondían a actos jurídicos protagonizados por los ciudadanos de San Sebastián en los años anteriores y posteriores a la quema de la ciudad: compra – ventas de fincas, arrendamientos, litigios entre particulares… Se trata de fuentes de información objetivas, que van muy al detalle, pero que aportan datos que sirven para conocer mucho de lo que ocurrió en la ciudad en aquellos años. La fuente principal es el Archivo Histórico de Protocolos de Guipúzcoa, aunque también se nutre de documentos guardados en el Archivo General de Guipúzcoa y el Archivo Municipal de Donostia.

En este caso, sí que el enfoque que utiliza el autor es totalmente novedoso y favorece su imparcialidad. Por sacarle algún defecto, el lector enseguida verá que el autor se refiere una y otra vez   -no puede ser de otra forma, dado el sistema de trabajo utilizado-   a negocios jurídicos entre particulares, con nombres y apellidos, con lo que puede resultar una obra demasiado prolija para algunos. La otra cara de la moneda, y de ahí su mérito, es que, detrás del resultado obtenido, se intuye un verdadero trabajo de chinos, buceando entre escrituras notariales de aquellos años, para obtener conclusiones fundadas.

Animo a quien esté verdaderamente interesado por el tema de la destrucción de San Sebastián en 1813 a leer este libro. Eso sí, volviendo a advertir que el autor baja mucho al detalle, pero que a pesar de relatar tantísimos casos particulares, consigue proporcionarnos una visión de conjunto muy buena.  Además, a medida que el relato avanza, yo creo que gana en interés. No solo nos sitúa en lo acontecido en 1813,  sino también en los años posteriores, en los que se abordó la reconstrucción de la ciudad. Que es muy curioso y digno de conocerse.

Me limitaré aquí a resumir algunos de los grandes temas que toca Azpiazu en este trabajo, para que nos hagamos idea de lo que encontraremos en él:

La autoría de los hechos: el autor no deja lugar a dudas. San Sebastián fue destruida por la acción de las tropas aliadas angloportuguesas al mando del duque de Wellington (págs. 35 y otras). El ejército español no intervino en el ataque ni en su planificación, ni tampoco sus mandos. No deja lugar a ninguna especulación sobre posibles venganzas del general Castaños por hechos históricos anteriores (como afirma Iñaki Egaña en “Donostia 1813”).

El motivo de la destrucción de la ciudad: Azpiazu también suscribe la tesis   -ya defendida por otros historiadores-   de la destrucción por motivos económicos (págs. 13, 36, 59 y otras). Con la desaparición de San Sebastián, Inglaterra se quitaba de en medio un molesto competidor comercial. También apunta, como una posible segunda razón, que San Sebastián podía ser vista como una ciudad afrancesada por su importante comercio con Francia (págs. 12, 37 y otras), pero no concluye que esa fuese la razón principal para arrasar la ciudad.

Me interesa recalcar estos dos puntos del trabajo porque, por algunos detalles, no me parece que el autor sea sospechoso de defender posturas pro – españolistas, y sin embargo sus puntos de vista se enfrentan totalmente a los de otro autor (Iñaki Egaña) cuya obra está comentada en este blog (“Donostia 1813”). Y a mi juicio, lo hace con argumentos mucho mejor fundados, lo que hace que el trabajo de Azpiazu tenga, en mi opinión, una credibilidad muy superior a la del libro de Egaña (que a mi modo de ver es nula).

– Los criterios de reedificación de la ciudad: situémonos en una ciudad totalmente arrasada. ¿Se reconstruye tal y como era, o se parte de cero y se hace una ciudad nueva? El arquitecto Ugartemendía, a quien se le encargaron los trabajos de reconstrucción, así como la Junta de Obras, eran partidarios de hacer una ciudad prácticamente nueva,  corrigiendo todos los defectos de la anterior   -casas estrechas, calles irregulares, deplorables condiciones higiénicas, falta de iluminación…-   , mientras que las familias poderosas pretendían que todo quedase como estaba por miedo a perder sus posesiones (ver capítulos X “La reedificación y sus problemas” y XII “Hacia la Donostia del futuro”).

La supervivencia de los donostiarras mientras se reedificaba San Sebastián: los vecinos lo han perdido todo. Ya no tienen casa. ¿Cómo se vive, durante los años que dura la construcción / reconstrucción de San Sebastián? ¿Cómo y dónde se ejerce la principal actividad de la ciudad, el comercio? La gente se organizó como pudo, yendo a vivir a caseríos de las afueras, compartiendo habitaciones… Muy curioso el papel que jugaron unos edificios, hasta entonces, inexistentes: las barracas (ver capítulo VIII “Donostia, convertida en espacio de barracas”).

La especulación inmobiliaria que se produjo: la “burbuja inmobiliaria”, ¿es un hecho que solo ha ocurrido en los últimos años, o ya existió en el siglo XIX? Azpiazu nos demuestra que no hay nada nuevo bajo el sol. Hubo propietarios que se negaron a reconstruir sus casas, pero al mismo tiempo tenían barracas que alquilaban a precios prohibitivos. Otros retrasaban la construcción de sus casas con el fin de que la escasez de viviendas hiciese que su valor se incrementara. Hubo personas de la provincia que compraron suelo en la ciudad antes de que se reconstruyese… Incluso, ironías del destino, hubo franceses que compraron casas y terrenos para luego convertirse en propietarios en la renacida ciudad. Al final, tuvo que intervenir el mismísimo Rey para apremiar a que se terminasen las obras (ver capítulo IX “Soportando rentas desorbitadas”).

En conclusión, un libro magnífico, escrito con una metodología rigurosa, que vuelvo a recomendar a los interesados en la historia de San Sebastián.

Posted in * CANAL HISTORIA, * LIBROS DE HISTORIA. | Leave a Comment »

Libros 2012

Posted by Jaime Gaviria en 26/02/2013

Hago a continuación un resumen de los libros que he leído en 2012.  Este año he leído menos que en 2011, y además me he equivocado comprando algunos de ellos.  Si alguien lee este artículo y quiere información sobre alguno, se la doy encantado.

1. Libros de economía.

Krugman, P.: ¡ACABAD YA CON ESTA CRISIS!”. Este polémico economista estadounidense da su análisis de la crisis económica actual y la receta para terminar con ella: gastar más. Justamente lo contrario de lo que se preconiza en Europa. Es un buen libro.

Castaño, F.: “EL DESPILFARRO: LA SANGRÍA DE LA ESPAÑA AUTONÓMICA”. Leído por segunda vez. Análisis del estado de las autonomías en España, y cómo el exceso de gasto ejecutado por instituciones que muchas veces solapan sus competencias ha llevado al déficit público actual. Está bien. Muy de actualidad.

Barrón, I.: “EL HUNDIMIENTO DE LA BANCA”. Magnífico libro, muy fácil de leer por cualquiera que no sea economista, y a la vez muy completo. Explica los orígenes, motivos, evolución y resultados de la crisis bancaria que se vive en España. De total actualidad, te engancha de principio a fin, y relatado con mucho humor. Compradlo.

Mir, S. y Cruz, G.: “LA CASTA AUTONÓMICA”. Buen complemento de los dos anteriores, y también de plena actualidad por la crisis económica. Es una recopilación de muchas de las decisiones erróneas de gasto que se han tomado en España en los últimos años, y que han agravado la crisis económica: aeropuertos sin aviones, trenes sin pasajeros, etc.  Escrito con mucha retranca.

2. Libros de historia del País Vasco y Navarra.

Eguiguren, J. y Aizpeolea, L. “ETA: LAS CLAVES DE LA PAZ”. Relata todo el proceso negociador llevado a cabo por Jesús Eguiguren con Arnaldo Otegui y representantes de la organización ETA para conseguir que ésta cesase en su actividad. Está bien, pero al final acaba cansando. Solo para gente muy metida o interesada en la política. Si no, te aburrirás con tanta reunión en hoteles en Noruega, en palacetes al borde de un lago en Suiza,  y en caseríos en Elgoibar.

– Egaña, I.: “DONOSTIA 1813″. Libro supuestamente histórico en el que el autor, cuya tendencia política es muy evidente, defiende la tesis de que la destrucción de San Sebastián en 1813 fue una venganza del general, español por supuesto, Castaños. Si no fuese porque cuesta dinero, lo recomendaría sin duda para que se vea lo que es un relato sectario y lo que no debe ser nunca un libro de historia. Os pediría que leyeseis la crítica que hago en mi blog para entender mis razones para opinar así.

3. Libros de historia y política internacional.

– Ríos, X.: “TAIWAN: EL PROBLEMA DE CHINA”. Muchas veces se nos olvida que existen dos Chinas y no solo una. O cuando menos, un problema no resuelto, como es el de la isla de Taiwan. País independiente según unos y territorio rebelde según otros. Para los curiosos de la geopolítica en esa zona del mundo.

– Carcedo, D.:“FUSILES Y CLAVELES”. Sobre la Revolución de los Claveles en Portugal en 1974. Será la tercera o cuarta vez que me lo leo y no me cansa. Totalmente recomendable para los interesados en ese episodio histórico que marcó, en parte, la Transición española.

– Beevor, A.: “BERLIN: LA CAÍDA”. Relato histórico de la toma de Berlín por el ejército soviético en 1945. El autor es muy minucioso, y relata con todo lujo de detalles el avance de los soviéticos hasta que llegan a la capital alemana. Solo para los muy interesados en la historia de la Segunda Guerra Mundial. De lo contrario, os cansaréis y  dejaréis de leer gran parte del libro. Que es lo que yo he hecho.

– Bendala, F.: “LA CAMPAÑA DE LAS MALVINAS”. En 2012 se conmemoró el 30 aniversario de la guerra de las Malvinas. El autor es historiador militar  y en este libro recoge el origen del conflicto y su evolución, que culminó con la invasión argentina de las islas y su recuperación por la Royal Navy. A mí me ha gustado porque tengo curiosidad por el tema. De paso, os recomiendo la película “Iluminados por el fuego”, sobre el mismo asunto.

Scahill, J.: “BLACKWATER”. Los mercenarios tradicionales del siglo pasado ya son historia. Hoy en día se han profesionalizado y se agrupan en compañías de servicios de seguridad, verdaderas subcontratistas de los gobiernos. Y Blackwater es la mayor de ellas. El autor, estadounidense, imagina en el futuro unas fuerzas armadas USA formadas por cinco ejércitos: tierra, mar, aire, marines, y Blackwater. Yo tiré la toalla a mitad del libro, me aburrió tanta acción encubierta en Irak. Error en la compra.

Veiga, F.: “LA FÁBRICA DE LAS FRONTERAS”. Relata las guerras ocurridas en la antigua Yugoslavia a comienzos de los años 90, y cómo se llegó a la desintegración del país con el consiguiente nacimiento de nuevos estados. Para el que quiera investigar este tema no está mal, aunque a mí me ha aburrido un poco.

4. Libros de historia de España.

– Pérez Galdós, B.: “EPISODIOS NACIONALES – CÁDIZ”. En 2012 se celebró el 200 aniversario de la Constitución de Cádiz. Debo aclarar que en este libro viene un anexo con la Constitución de 1812, que es lo que yo he leído, y no la obra de Galdós. Para los que les guste mucho la historia de España y tengan curiosidad por el origen del estado – nación español a principios del XIX. La Constitución de 1812 es a la vez interesante y muy curiosa en su redacción. Qué pena que casi nadie lo leerá.

Caballero, C.: “ATLAS ILUSTRADO DE LA DIVISION AZUL”. Muy detallada descripción de la intervención de esta unidad militar española en la Segunda Guerra Mundial. Solo para quienes quieran profundizar mucho en el tema. Yo lo compré por motivos ya expuestos en mi blog en un artículo sobre la División Azul. Por lo demás, es un episodio ignorado por la práctica totalidad de los españoles de hoy y que no interesa a casi nadie.

 

5. Novelas.

– Velázquez, J.: “ALGO QUE NUNCA DEBIÓ PASAR”. Novela ambientada en el San Sebastián de los “años de plomo” de la Transición, con todos sus “sacramentos”: ETA, Batallón Vasco Español, GAL, “grises”, policías torturadores, manifestaciones, atentados… Me recuerda mi adolescencia. Por lo demás no es gran cosa, aunque se deja leer.

Posted in * ENSAYO Y NOVELA., * LIBROS DE ECONOMIA., * LIBROS DE HISTORIA. | Leave a Comment »

“Donostia 1813” – Iñaki Egaña. Editorial Txertoa, 2012.

Posted by Jaime Gaviria en 27/07/2012

He leído con mucho interés el libro de Iñaki Egaña, recientemente publicado en la Editorial Txertoa, bajo el sugerente título “Donostia 1813”. Como sabemos, el año que viene se celebra el 200 aniversario de la destrucción de la ciudad en la Guerra de la Independencia, y el libro sale a la luz, sin duda, en el momento ideal, en el que se están preparando actos para rememorar dicha efemérides.

No entraré a describir los hechos históricos, pues todos los donostiarras conocemos sobradamente (espero) que la ciudad, en el año 1813, estaba ocupada por las tropas napoleónicas, y que el ejército aliado anglo – portugués, que supuestamente debía liberar la ciudad del invasor francés, no lo hizo de forma muy amable precisamente. A los aliados, al mando del duque de Wellington, no les bastó con derrotar al ejército del general francés Rey, sino que sus soldados entraron en San Sebastián a sangre y fuego, matando, quemando, robando y violando. Tras el asalto del 31 de agosto de 1813, poco quedó de San Sebastián.

Más bien me centraré en el análisis del contenido del libro de Egaña, que aporta una visión de los hechos bastante novedosa. Y que, por tanto, merece la atención de los amantes de investigar la historia de nuestra ciudad. Especialmente de aquellos hechos luctuosos, que supusieron un antes y un después en la vida de San Sebastián.

No tenía el gusto de conocer como autor a Iñaki Egaña, y tampoco tenía noticia de su bibliografía, por lo que consulté la presentación que de él hace la editorial al inicio de su libro. En ella, se nos dice entre otras cosas que Egaña es un prolífico autor que destaca sobre todo en el ensayo y en la investigación histórica. Creo que el análisis de los títulos de algunas de sus obras   -“Los crímenes de Franco en Euskal Herría”, “Euskal Herría y la libertad”, “Los días de Argel” o “1936ko gerra haurrei kontatua”- nos puede dar una idea de cuáles son los temas de su interés.

Una vez leída esta presentación del autor, me sumergí con más ganas si cabe en el contenido de “Donostia 1813”.

Bibliografía

Antes de exponer mi propia visión de lo que en “Donostia 1813” se nos cuenta, creo conveniente indicar en qué información me baso para analizar la obra de Egaña. Obviamente, no puedo presentarme como historiador, pero quisiera reseñar los libros que he leído sobre el tema (todos ellos se encuentran en mi biblioteca particular)   y a los que haré referencia lo largo de este artículo:

Gates, D.:”Historia de la guerra de la independencia”. Ediciones Cátedra, Madrid, 1987.

Sada, J.: “Historia de San Sebastián”. Editorial Txertoa, San Sebastián, 1997.

Sada, J.: “San Sebastián: la historia de la ciudad a través de sus barrios”.  Editorial Txertoa, San Sebastián, 1997.

Artola, M.: “Historia de Donostia – San Sebastián”.  Editorial Nerea, San Sebastián, 2000.

Belmas, J.: “Defensa de San Sebastián por las tropas francesas en 1813”. Ediciones Simtac, Valencia, 2006.

Sada, J.: “El asalto a la Brecha. Crónica de la destrucción de San Sebastián en 1813”. Editorial Txertoa, San Sebastián, 2010.

Guirao, R.: “San Sebastián 1813”. Editorial Almena, Serie Guerreros y Batallas. Madrid, 2011.

De Diego, E.: “España, el infierno de Napoleón”. Editorial La Esfera de Los Libros, Madrid, 2008.

La tesis de “Donostia 1813”

Seguidamente, daré mi visión sobre lo que nos cuenta Egaña en su obra, Donostia 1813. Quiénes, cómo y   por qué provocaron la mayor tragedia en la historia de nuestra ciudad”.

 En cuanto a la descripción histórica de los hechos, el libro no aporta nada nuevo a lo ya conocido. Lo importante, a mi juicio, es la tesis que el autor convierte en columna vertebral de su obra: que la destrucción de la ciudad fue una venganza, ordenada por el general español Castaños, por la actitud de los donostiarras en la pasada Guerra de la Convención (1793 – 1795), a quienes les acusa de entregar entonces la ciudad a los soldados franceses sin presentar la suficiente resistencia al invasor (pág. 43 y otras).

Como cualquier línea de investigación novedosa sobre unos hechos históricos, y más si nos atañen a los donostiarras directamente, merece la pena adentrarse en ella. Así que vamos allá.

 Errores en hechos objetivos

Para empezar, y aunque no tenga relación directa con los hechos, me parece una mala tarjeta de presentación, para alguien que se dice historiador, afirmar tajantemente, como hace Egaña, que San Sebastián no fue capital de la provincia de Guipúzcoa hasta 1854 (pág. 23).

Esto, como mínimo, es una media verdad. Sí que es cierto que en 1813 Guipúzcoa no tenía una capital permanente, pues esta era rotatoria desde hacía tiempo entre las villas de tandas en las que residía el Corregidor real. Y también es verdad que, desde dicho nombramiento, hubo bastantes peleas con las demás sedes de las Juntas para ver quién se llevaba el gato al agua de la capitalidad de la provincia (vid. Artola, op.cit., págs. 226 y siguientes). Pero será el único autor que yo he visto que defiende esta tesis. En general, es un hecho ampliamente aceptado que San Sebastián fue capital de Guipúzcoa desde 1821, con un periodo intermedio (1844 – 1854) en que Tolosa ostentó dicho título (ver las obras citadas de Sada y Artola).

Mucho peor aún es afirmar (pág. 124) que el general Álava, a quien acusa de ser uno de los instigadores de la destrucción de San Sebastián en 1813, fue el artífice de la alianza de los británicos con los liberales españoles en la segunda guerra carlista, y que desembarcó con las tropas inglesas en 1835 en nuestra ciudad. La Legión Británica participó en la defensa de San Sebastián no en la segunda guerra carlista (1872 – 1876), sino en la primera (1833 – 1840), interviniendo entre otras acciones en la batalla de Oriamendi (1837).

Me parece un error muy grave para alguien que se dice historiador. Siendo indulgente, quiero pensar que se trata de un lapsus, como el que comete en la pág. 62, cuando nos dice que el gobernador militar Luis Antonio Betron, que cedió sin lucha la plaza a los franceses en 1808, nació en 1875. Pero cuando se escribe un libro de historia, si se quiere que sea tenido en cuenta como una obra válida, lo menos que cabe hacer es repasarlo varias veces antes de proceder a su publicación.

Las comparaciones son …

Creo que no tienen desperdicio los anacronismos en los que incurre el autor, comparando hechos muy posteriores a 1813 y que, evidentemente, nada tienen que ver entre sí. Veamos algunas (no las únicas)  comparaciones que realiza:

  • La entrada de las tropas aliadas en nuestra ciudad, en 1813, con la de las tropas franquistas en 1936 en la guerra civil (pág.16).
  • El título de Generalísimo del ministro Godoy con el de Franco (pág. 43).
  • La falsa versión dada por los ingleses de los hechos de 1813, con la dada por los franquistas sobre la destrucción de Gernika en 1937 (págs. 220 y 236).
  • La actuación del general francés Moncey en la guerra de la Independencia, con el golpe de estado de Tejero en 1981 (pág. 55).
  • Presentar a Castaños como el principal sospechoso de la quema y destrucción de San Sebastián, como Mola lo fue de Gernika en 1937 (pág. 154).

 Y ya de paso, nos recuerda (pág. 197) que los ingleses hubieron de enterrar a muchos de sus muertos en el alto de Aitzerrota, donde hoy se halla el palacio de La Cumbre (propiedad del gobierno español, subraya), y donde en 1983 la Guardia Civil detuvo y torturó a dos refugiados vascos (se refiere al caso Lasa – Zabala). No consigo entender qué relación tienen estos hechos con la destrucción de San Sebastián en 1813.

Creo que un estudio histórico sobre unos hechos ocurridos en 1813 no se puede adornar con comparaciones de acontecimientos ocurridos muchísimos años después, salvo que lo que se pretenda es orientar  burdamente la historia hacia el sentido que quiere el autor. Mejor haría Egaña en defender la tesis de su libro con mucha más base de lo que lo hace. Veamos algunos ejemplos.

Castaños, culpable

General Javier Castaños

Egaña señala una y otra vez al general Castaños (págs. 155, 172, 210 y otras) como la persona que dio las órdenes para destruir San Sebastián. Dado que los ejércitos aliados en la Península estaban al mando del Duque de Wellington, y que no consta que éste diese órdenes expresas para destruir la ciudad, creo que se debería aclarar cuál era la posición de Castaños en el organigrama militar aliado, y si tenía capacidad para dar ese tipo de órdenes, pasando por encima de su inmediato superior. En mi opinión, este punto no queda en absoluto ni claro ni demostrado a lo largo del libro.

Para justificar su tesis, Egaña recurre a las declaraciones de vecinos donostiarras supervivientes del asalto, en las que éstos dicen haber oído decir a los soldados portugueses e ingleses que tenían órdenes de arrasar la ciudad y de matar a todos sus habitantes “porque así lo había ordenado el general Castaños”. Y también a las confesiones de soldados portugueses, hechos prisioneros por los franceses antes del asalto, que afirmaban lo mismo: que había órdenes del general Castaños de acabar con la ciudad y sus habitantes.

O sea, que la base de la acusación contra Castaños son las declaraciones de unos soldados extranjeros, de un ejército donde este general no tenía mando, pues el responsable directo era Wellington. ¿Nos basamos en que “dicen que dicen que han dicho”? ¿Puede considerarse esto base suficiente?

Respecto a las declaraciones de los vecinos supervivientes, concedo total credibilidad como historiador y cronista de la ciudad a Javier Sada, quien en su libro “El asalto a la Brecha”  también se basa en un documento que Egaña utiliza: las actas del juicio popular que el juez de primera instancia realizó en noviembre de 1813 para dar a conocer las atrocidades ocurridas. Y sí que es verdad que aparecen las declaraciones de dos vecinos en las que ratifican que los soldados aliados decían tener órdenes de Castaños para destruir la ciudad y pasar a cuchillo a sus habitantes (págs. 114 y 122).

Como también lo es que un tercer vecino, describiendo cómo los soldados desvalijaban una casa (pág. 124), dice “…oyéndoles la falsa voz de que tenían órdenes del general Castaños de matar a todos los habitantes e incendiar la ciudad…con cuya absurda especie querían sin duda justificar las intenciones que traían”.

¿A quién creemos?

En otro momento, Egaña deja caer, crípticamente (pág. 125), que los archivos privados del general Álava (a quien considera otro de los instigadores de la destrucción) se encuentran guardados en una vivienda particular de San Sebastián, y que quizás algún día sean públicos y entonces podremos saber algo más de porqué Vitoria no fue asaltada y Donostia, en cambio, apenas dos meses después, arrasada.

¿Qué conoce Egaña que no quiere contar? ¿Por qué él ha tenido acceso a estos archivos y otros historiadores no? ¿Por qué dichos archivos contienen información clasificada, y quién lo ha decidido así? ¿Puede un ensayo histórico basarse en afirmaciones misteriosas? Porque así, cualquier tesis es defendible.

Conclusiones

Sir Arthur Wellesley, duque de Wellington

Daré mi opinión. Sinceramente, creo que el asunto es bastante más sencillo. Wellington no ordenó expresamente la destrucción de la ciudad, sino que simplemente miró para otro lado y permitió la lógica de la guerra de la época. Los soldados eran mercenarios que cobraban parte de su sueldo mediante el botín que capturasen en las ciudades ocupadas. Y Wellington lo consintió.

Si hubo algo más, si la destrucción de la ciudad fue más allá del esperable deseo de la soldadesca de hacerse con  un botín de guerra y liberar tensiones primarias acumuladas, yo me apunto a la tesis de David Gates en “La úlcera española: Historia de la guerra de la Independencia” (pág. 406).  Si los ingleses podían tener interés en la destrucción de San Sebastián, el motivo sería económico, porque San Sebastián siempre había rivalizado con los centros comerciales de Gran Bretaña.

Colateralmente, la destrucción del puerto de San Sebastián le podía venir bien a Inglaterra por motivos comerciales. Pero la tesis de que el general español Castaños y sus supuestos deseos de venganza contra los donostiarras están detrás de la destrucción de la ciudad, para mí no se sostiene, y esconde un interés evidente en reescribir la historia en el sentido que le interesa al autor. Que a la vista de su bibliografía y de sus anacronismos interesados, está muy claro cuál es. En cualquier caso, que el lector de este artículo saque sus propias conclusiones.

 Por mi parte, creo que hay obras mucho más serias y rigurosas para conocer qué pasó el 31 de agosto de 1813 en San Sebastián. De los que yo he leído, me permito recomendar a quienes estén interesados por el tema los antes citados libros de Javier Sada “El asalto a la Brecha: crónica de la destrucción de San Sebastián en 1813”, Jacques Belmas “Defensa de San Sebastián por las tropas francesas en 1813” (que recoge el punto de vista francés del sitio y defensa de la ciudad). Y sobre todo, el libro de historia militar de Ramón Guirao “San Sebastián 1813”, con una minuciosa descripción de las defensas militares  de la ciudad y una detalladísima recreación del sitio y del asalto final de las tropas aliadas.

Posted in * CANAL HISTORIA, * LIBROS DE HISTORIA. | 11 Comments »

“La campaña de las Malvinas”. Francisco Bendala y otros. Editorial San Martin.

Posted by Jaime Gaviria en 28/04/2012

Mapa de las Islas Malvinas, llamadas Falkland por los ingleses.

Se cumplen este año 2012 los  30 años de la guerra de las Malvinas, un conflicto con tintes semi – coloniales que enfrentó a Argentina con el Reino Unido, por la posesión de unas islas situadas en el Atlántico Sur, inglesas desde 1833, y que repetidamente habían venido siendo reivindicadas por Argentina como parte de su territorio.  Interesado por este tema, he conseguido uno de los pocos libros que parece que se han publicado en España sobre esta guerra.  El libro está escrito por tres autores militares, y lógicamente, centra su punto de vista en los aspectos militares del conflicto. Aunque también hace una pequeña incursión en la historia de la ocupación del archipiélago, que demuestra una vez más que la historia no es blanca ni negra, sino que tiene una amplia escala de grises.

Según señalan los autores,  las islas Malvinas, que estaban deshabitadas en el siglo XVIII, fueron inicialmente ocupadas por franceses, que establecieron una base en la isla Soledad, una de las dos islas principales del archipiélago donde hoy está su capital Port Stanley.  Pero en 1765, los británicos tomaron posesión de la otra isla, la Gran Malvina. Hasta esa fecha, en ningún momento estuvieron ocupadas por España. Esta,  alegando sus derechos en base a varios tratados, consiguió que los franceses desalojasen la isla Soledad, pero la Gran Malvina quedó en posesión británica. Tras la independencia de España, Argentina mantuvo la isla Soledad, pero tuvo que coexistir con la presencia británica en Gran Malvina. Hasta que en 1833, los británicos, mediante acciones armadas, se hicieron con todo el archipiélago.

La guerra de las Malvinas fue, claramente, un intento de la Junta Militar dictatorial que gobernaba Argentina desde 1976 de desviar la atención sobre los problemas que sufría el país en 1982. Argentina estaba en una situación límite, con una gran crisis económica y una contestación cada vez mayor contra la Junta Militar. Nada mejor que tocar la fibra sensible y patriótica del pueblo, lanzando una ocupación de las tantas veces reclamadas islas, para unir a los argentinos en torno a su gobierno.

General Leopoldo Galtieri, jefe de la junta militar argentina en 1982.

El 1 de abril de 1982, comandos argentinos al mando del coronel Mohamed Alí Seineldín (quien posteriormente sería famoso por ser uno de los jefes del movimiento militar de los “carapintadas” a finales de los 80) tomaron Port Stanley y arriaron la Union Jack de la casa del Gobernador.  En sucesivas oleadas en los días siguientes, los argentinos desembarcaron 12.000 hombres en las islas. Pocos días después, la primera ministra británica Margareth Thatcher (a quien la guerra le vino muy bien para recuperar su imagen y  su popularidad, ambas en horas bajas) decidió el envío de una potente fuerza naval para recuperar las islas. Este fue el primer error de cálculo de los militares argentinos, quienes nunca pensaron que Gran Bretaña se iba a empeñar en una guerra colonial a 12.000 kms de su territorio. Dos meses después, y tras cruentas batallas terrestres y aero navales, la Union Jack volvió a su mástil.

Poco después, la Junta Militar argentina se disolvió y la dictadura cayó.

 El libro desgrana con bastante detalle las estrategias y el armamento que utilizaron ambos bandos en la contienda. Por parte argentina, poco se podía esperar de la infantería, compuesta en su mayoría por reclutas de reemplazo sin apenas preparación militar. Tampoco era de gran ayuda la marina, integrada por buques desfasados y con sistemas de detección obsoletos, como el crucero General Belgrano, cuyo hundimiento por el submarino HMS Conqueror provocó una de las mayores masacres de la guerra. La gran sorpresa por parte argentina fue la aviación, que demostró una enorme eficacia (no esperada por los británicos) y que tuvo en jaque al cuerpo expedicionario inglés durante toda la campaña.

La premier británica Margaret Thatcher. En la guerra de las Malvinas demostró el porqué de su apelativo “La Dama de Hierro”.

El conflicto fue también una buena ocasión para probar el armamento moderno que ambas naciones tenían, especialmente los misiles Exocet por parte argentina (que provocaron serios disgustos a la Royal Navy, entre ellos el hundimiento del modernísimo destructor Sheffield) y los aviones Harrier de despegue vertical por parte británica.  Si bien los autores resaltan, como lo más destacable de esta guerra desde el punto de vista militar, el enorme esfuerzo logístico que realizó el cuerpo expedicionario inglés, lo que le permitió (con la inestimable ayuda de los EEUU y sus satélites espía) ganar, a 12.000 kilometros de sus bases,  una guerra que distó mucho de ser un paseo militar. Los argentinos, a pesar de todas sus limitaciones, vendieron cara su piel.

Treinta años después, el trauma de la derrota sigue presente en la sociedad argentina.

Existen multitud de vídeos en Youtube sobre este conflicto, por lo que animo a los que tengan curiosidad por el tema a que se adentren en el ciberespacio, donde hay información sobrada sobre el mismo. “Iluminados por el fuego”, película de la que hago un comentario en este blog, es también una buena manera de acercarse al conocimiento sobre lo ocurrido en 1982 en estas inhóspitas islas del Atlántico Sur.

Presidente Ronald Reagan. La ayuda de los EEUU, mediante informes de inteligencia, fue decisiva para facilitar la victoria británica.

El coronel Seineldín entrevistado tras la toma de Port Stanley.

http://www.youtube.com/watch?v=G9Jf_tLmJOQ

Tango argentino en honor al crucero “General Belgrano”.

http://www.youtube.com/watch?v=XNqF4ODZ120

Documental sobre la guerra:

http://www.youtube.com/watch?v=rd3EwPMysg0

Reportaje argentino en 2012:

http://www.youtube.com/watch?v=fSW343noWDw

Posted in * CANAL HISTORIA, * LIBROS DE HISTORIA. | Leave a Comment »

Libros 2011

Posted by Jaime Gaviria en 01/01/2012

Hago a continuación un resumen de los libros que he leído en 2011. Si alguien lee este artículo y quiere algo más de información sobre alguno de ellos, que me escriba y se la proporciono encantado.

1. Libros de economía.

Roubini, N.:”CÓMO SALIMOS DE ESTA”. Escrito por el premio Nobel de economía que predijo la crisis. Analiza la crisis económica y sus posibles salidas. Muy bueno.

Castaño, F.: “EL DESPILFARRO”. Análisis del estado de las autonomías en España, y cómo el exceso de gasto ejecutado por instituciones que muchas veces solapan sus competencias ha llevado al déficit público actual. Está bien. Muy de actualidad.

De Miguel, B.: “QUÉ ESTÁ PASANDO”. El autor es periodista de temas económicos en Bruselas. Nos cuenta cómo se ha generado la crisis de la deuda soberana en Europa y las posibles salidas. No descubre nada nuevo respecto a lo que se puede leer en la prensa económica diaria, aunque habla en lenguaje accesible para público no especialista en economía.

Recarte, A.: “EL DESMORONAMIENTO DE ESPAÑA (2º informe Recarte)”. Análisis muy completo, con profusión de datos,  de la situación de la crisis económica en España y de cómo está afectando al futuro del país, no solo en lo económico sino también en lo político. Solo para economistas. A mi juicio muy bueno, aunque el autor parte de posiciones económicas muy liberales, por lo que debe ser leído con espíritu crítico.

2. Libros de historia del País Vasco y Navarrra.

Orueta, J.: “EL CANTAR DE ORREAGA”. Nóvela histórica sobre la batalla de Roncesvalles (778), en la que los feroces vascones derrotaron a la retaguardia del ejército de Carlomagno. Está bien.

– De la Granja, J., y otros: “BREVE HISTORIA DE EUSKADI: DE LOS FUEROS A LA AUTONOMÍA”: Historia de Euskadi en los siglos XIX y XX. Muy bueno y muy fácil de leer.

– Monteano, P.: “LA GUERRA DE NAVARRA”. Relata la ocupación de Navarra por las tropas castellanas en 1512 y su anexión final  a la corona de Castilla en 1522. Batalla de Amaiur incluída. A mí me ha gustado mucho, aunque está escrito desde una posición política concreta.

– De Andrés, R.: “LA GRAN AVENTURA DEL REYNO DE NAVARRA”. Narra la fundación del Reyno de Navarra, desde las primeras incursiones romanas hasta la incorporación a Castilla en 1512. Muy bueno, y muy buen complemento del anterior. Y además, escrito desde la posición política contrapuesta (¿o complementaria?) al anterior. Recomiendo la lectura de ambos libros para quienes quieran tener criterio propio sobre nuestra realidad política actual en el País Vasco.

– Guirao, R.: “SAN SEBASTIAN 1813”. Relata el asedio y destrucción de la ciudad en agosto de 1813 por las tropas de Wellington. Muy detallado y con profusión de dibujos y mapas explicativos. Solo para quienes quieran investigar a fondo ese episodio de la historia de la ciudad.

– Martínez de Lecea, T.: “LA BRECHA”. El complemento perfecto del anterior. Novela histórica ambientada en los anteriores episodios de la historia de la ciudad. Muy bueno.

3. Libros científicos.

– Hawkins, S.: “EL GRAN DISEÑO”. Investigaciones sobre el orígen del universo, hechas por este reputado científico. En el libro, afirma que Dios ya no es necesario para explicar el origen del universo actual. Hace falta formación científica para entenderlo del todo, pues utiliza muchos conceptos de física y química que, los que somos “de letras”, dejamos por el camino tiempo atrás. Yo no he podido con él.

4. Libros de historia internacional. 

– Hernández, J.: “NORTE CONTRA SUR”. Historia de la Guerra de Secesión de EEUU. Hay muy poco publicado en español sobre este tema. Muy buen libro, aunque extenso y detallado. Para quienes quieran investigar la historia de EEUU. Aunque si os gusta el cine también podréis con él: “Lo que el viento se llevó”, “Tiempos de Gloria”, “Cold Mountain”… y otras muchas.

– Meyer, K.: “LAS CENIZAS DE LOS IMPERIOS”. Historia de las ex – repúblicas soviéticas de Asia Central (Uzbekistán, Turkmenistán, etc.) y su importancia actual y futura, aún en mucho por descubrir. Bien.

– Rosset, E.: “EL GUARANÍ”. Novela histórica ambientada en las reducciones del Paraguay en el siglo XVIII, y en las guerras de los indios guaraníes contra los bandeirantes portugueses. La equivalencia en el cine es “La Misión”, con Robert de Niro. Gastad vuestro dinero en otra cosa.

– Brighton, T.: “EL VALLE DE LA MUERTE”. Cuenta un episodio bélico de la guerra de Crimea (1854 – 1856), desconocido en España, pero no así en Inglaterra o en las escuelas militares de caballería de todo el mundo: la desastrosa carga de la brigada de caballería ligera inglesa en el valle de Balaclava (Crimea)  contra la artillería zarista (1854). Solo para locos por la historia, estudiosos del arte de la guerra y amantes de películas de guerras coloniales del siglo XIX. Aunque también tienen sitio, curiosamente,  los interesados en las teorías de la comunicación. Los demás, ni lo intentéis.

– Mañés, J.: “SOLDADOS SIN BANDERA”. Si os gustan las películas de guerra y de mercenarios (p.ej. “Ultimo tren a Katanga”, “Los perros de la guerra”) y la historia de Africa a partir de la descolonización, adelante. Cuenta episodios bélicos del siglo XX, sobre todo de la emancipación de los países africanos de sus metrópolis, y la importancia que tuvieron las tropas mercenarias en esos países y guerras (Congo, Biafra, Rhodesia, Angola…). Así como la paulatina reconversión del mercenario “romántico” del siglo XX al “subcontratista” profesional del siglo XXI (en empresas como Blackwater o Executive Outcomes).

– Demick, B.: “QUERIDO LÍDER”. Muy de actualidad. Narra cómo es la vida en Corea del Norte, a partir de relatos de personas que han escapado de allí. Para curiosos de la situación política en esa península asiática.

5. Libros de historia de España.

– Pando, J.: “HISTORIA SECRETA DE ANNUAL”. Narra los episodios bélicos ocurridos en el verano de 1921 en la comandancia militar de Melilla y conocidos como el desastre de Annual. He leído unos 3 o 4 libros sobre el tema y éste es el mejor. Es la segunda vez que me lo leo.

– Villar, E.: “TODOS QUIEREN MATAR A CARRERO”. Aportación interesante a las investigaciones sobre el asesinato del presidente franquista Luis Carrero Blanco. Mezcla de ensayo histórico y de “thriller”. Muy bueno, te engancha hasta el final.

– Cardona, G.: “LAS TORRES DEL HONOR”. Sobre el 23 – F. El autor era militar en esas fechas y aporta información desconocida sobre hechos ocurridos dicho día. Sin más.

– Manrique, J.: “SAHARA ESPAÑOL: UNA HISTORIA DE TRAICIONES”. Sobre la colonización por España del Sahara, hasta su abandono tras la Marcha Verde (1975). No está mal, aunque tengo libros mejores sobre este mismo tema.

Posted in * ENSAYO Y NOVELA., * LIBROS DE ECONOMIA., * LIBROS DE HISTORIA. | Leave a Comment »

“Todos quieren matar a Carrero” – Ernesto Villar – Edit. Libroslibres

Posted by Jaime Gaviria en 28/12/2011

Acabo de terminar de leer un libro sobre un episodio muy conocido para aquellos a los que nos tocó vivir el final del franquismo: el asesinato del presidente Carrero Blanco en 1973. Recuerdo que a mí me pilló con 11 años y no me daba muy bien cuenta de lo que eso significaba. Sí recuerdo que estaba en clase en el Liceo Francés, y que nos mandaron a todos los críos a casa porque nos decían que no se sabía lo que iba a pasar.

El autor inicia el libro con una pregunta simple: ¿por qué leer ahora un libro sobre este tema? Puede haber muchas razones. Una, que se aproxima el cuarenta aniversario del magnicidio, con lo que presumiblemente aparecerán libros y artículos sobre el tema (con lo que él no hace sino adelantarse). Pero otra, y muy interesante, es que el autor ha tenido acceso al sumario (más de 3.000 folios) sobre el asesinato de Carrero, que al parecer ha estado perdido por los juzgados de Madrid, sin que nadie, o pocas personas, se hayan interesado por él.

La tesis central del libro es tan sugerente como inquietante: se sabe quién asesinó al almirante Carrero (la organización ETA); pero lo que no se sabe con certeza es si ETA actuó sola o en compañía de otros, que facilitaron el asesinato. Bien porque proporcionaron medios para ejecutarlo, bien porque miraron para otro lado sabiendo que iba a ocurrir. Y quiénes eran esos otros, y por qué actuaron así. Es una tesis sugerente, porque permitiría abrir una línea de investigación histórica sobre un hecho que sin lugar a dudas modificó el rumbo que podía haber tomado el país a la muerte de Franco. Y es inquietante, porque del relato de Ernesto Villar se deduce que el común de los mortales nunca llegaremos a saber, ni en este episodio ni en otros, lo que realmente hay detrás. Valga con evocar el 23 – F. ¿Hay alguien que crea que todo está dicho sobre este acontecimiento?

El libro está muy bien escrito, en forma de “thriller” basado en hechos reales. El autor se ha documentado recurriendo a distintas fuentes de información, entre las que se encuentran los hijos del almirante y los agentes de inteligencia que pudieron estar relacionados con el caso y que, 40 años después, han decidido hablar, facilitando su nombre o no. El cuadro que pinta Villar es perfecto para una película de espías: etarras fichados por la policía,  que campan a sus anchas por Madrid sin que nadie les inquiete; agentes de la CIA en labores de contravigilancia, que conocen todos los pasos de los etarras, pero no informan a la policía española;  inspectores de la Brigada Político Social destinados en Bilbao, que advierten de lo que puede pasar y a los que nadie escucha; topos del SECED (el servicio de inteligencia creado por Carrero, precursor del CESID y del CNI) infiltrados en la organización ETA; espías del Alto Estado Mayor del Ejército, servicio enfrentado al SECED, que vigilan al almirante Carrero y se retiran del lugar de los hechos poco antes de la explosión; agentes del KGB, igualmente interesados en saber lo que pasa; antíguos terroristas de la OAS en Argelia, que forman a los etarras en el manejo de las bombas; un tunel cavado a pocos metros de la embajada americana, sin que nadie lo denuncie…

Y como colofón, un hecho hasta ahora desconocido: el servicio secreto francés, que detecta la presencia en el País Vasco Francés de los etarras que han cometido el asesinato, y ofrece a los policías españoles la oportunidad de entrar en Francia de incógnito y secuestrar a los asesinos de Carrero. La operación, según Villar,  se frustra porque la embajada de España en París se niega a ejecutar el operativo. ¿Será verdad?

Además de otras muchas preguntas sin contestar 40 años después: ¿Por qué no se puso en marcha la “operación jaula” en Madrid? ¿Por qué no hubo controles en las fronteras? ¿Cómo es posible que Arias Navarro, ministro de Gobernación y responsable de la seguridad de Carrero, no solo no fuese cesado, sino promovido a presidente del gobierno?¿Por qué no se declaró el estado de excepción en todo el país, cuando por menos que esto ya se había hecho? ¿Qué quiso decir Franco con “no hay mal que por bien no venga”, cuando habían asesinado a su más fiel servidor?

Todo ello, totalmente cierto, según asevera el autor. Aunque el libro no llega a conclusión alguna respecto a una posible trama de apoyo a ETA que ayudase significativamente a los asesinos a ejecutar su acción, sí subraya un hecho verdadero: Carrero tenía muchos enemigos, no solo fuera del régimen (la oposición política ilegalizada; la organización ETA; los propios EEUU, preocupados por el futuro de sus bases y por la negativa del gobierno Carrero para entrar en la OTAN), sino también dentro de él (como el Marqués de Villaverde, que apostaba como sucesor de Franco por su yerno, y no por el príncipe Juan Carlos, a lo que Carrero se negaba; o los ultras del bunker, que no veían a Carrero como una garantía de continuidad del régimen franquista; o los aperturistas de Fraga, que le veían justamente como lo contrario). Demasiados enemigos y de todo tipo. Y muy pocos apoyos. ¿Alguien echó una mano a los de ETA, que entonces era una organización cuasi – principiante que nunca había atentado fuera del País Vasco? La pregunta queda en el aire.

En otro orden de cosas, resulta curioso cómo el autor, que no parece sospechoso de franquismo, dibuja al almirante Carrero con unas virtudes que son justamente las que echamos de menos en los políticos actualmente: austero (vive en un piso de alquiler, utiliza un bolígrafo bic cristal reparado con papel cello, devuelve las dietas de viaje que no gasta); incorruptible (rechaza las cestas de regalo de Navidad, no atiende a los que vienen a pedirle ayuda por el embrollo judicial del caso MATESA); y preocupado exclusivamente por los intereses del país (o los que él entiende como tales) y no por los de grupos de presión. Un hombre de ideas simples y lealtad perruna a Franco, pero que no se casa con nadie. Ni siquiera con los franquistas.

En mi opinión, muy buen libro y muy interesante. Aunque solo para aficionados a la reciente historia de España. Como mucho, también a los fanáticos de las novelas de espionaje. Pero mucho me temo que los de la generación de mi hija no gastarán en él la propina del fin de semana.

Escena del atentado (“Operación Ogro”). Escenas reales tras el magnicidio:http://www.youtube.com/watch?v=9LT2jBeV_PU

Posted in * CANAL HISTORIA, * ENSAYO Y NOVELA., * LIBROS DE HISTORIA. | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: